Anunciantes

Tras la millonaria subasta de "El Grito" de Edvard Munch, la marca de lápices Faber-Castell lo ha versionado ¿será más barato?

120 millones de euros. Por esta cantidad récord fue subastado la semana pasada en Sotheby's "El grito", de Edvard Munch. Es el precio más alto que se ha pagado nunca por un cuadro, lo cual debería propinar a una campaña de Ogilvy & Mather Singapur un intenso empujón publicitario aunque, desde luego, la idea también habría tenido éxito sin su ayud).

La agencia ha "versionado" creativamente para el fabricante de lápices Faber-Castell cuadros de artistas de renombre a partir de miles de lápices de colores colocados unos sobre otros en forma de puzzle.

Pero los creativos no sólo han dado un nuevo sentido a la pintura de Munch, sino también a la "Terraza de café por la noche" de Van Gogh. ¿El resultado? Es absolutamente asombroso lo cerca que están las reproducciones con lapiceros de los originales y si no juzguen ustedes mismos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir