Anunciantes

Tras poner en la picota a Zara, Greenpeace demanda ahora a Levi's que se "desintoxique"

Greenpeace inició hace unas semanas una campaña global en la que demandaba al gigante de la moda Zara que iniciase una "cura de desintoxicación" para liberar su ropa de sustancias químicas peligrosas. Pues bien, la organización ecologista ha decidido poner ahora en la picota a otro gigante textil: Levi's.

La semana pasada, Greenpeace daba el pistoletazo de salida a su campaña contra Levi's con varias protestas frente a las tiendas de la marca en Estados Unidos, Dinamarca, Israel y Austria. ¿Su demanda? Exigir a la mayor marca de tejanos del mundo (con ventas del 4.800 millones de dólares en 2011) que elimine las sustancias químicas peligrosas de su cadena de proveedores. ¿Su táctica? Convertir la famosa campaña global "Go Forth"de Levi’s es un arma arrojadiza contra la propia marca.

En su campaña contra Levi’s, Greenpeace imita el estilo gráfico, el lenguaje, y el hasta el hashtag de “Go Forth” (#goforth), al que añade la coletilla #detox.

En sus acciones de marketing de guerrilla en las calles, Greenpeace ha utilizado, como en la campaña contra Zara, los maniquíes como “leit motiv”. “Los maniquíes de Levi’s se han cansado de llevar ropa que contiene peligrosas sustancias químicas”, explica John Deans, portavoz de Greenpeace, en declaraciones a Brandchannel. “Estos maniquíes están hartos por lo que han despojado de sus ropas y han salido de las tiendas para demandar a Levi’s que desintoxique sus prendas”, añade.

“Si Levi’s se preocupa realmente por el impacto de su ropa, seguirá el ejemplo de compañías líderes como H&M, Nike y Zara y se comprometerá a eliminar las sustancias químicas peligrosas de su cadena de proveedores en 2020”, recalca Deans.

Por su parte, Levi’s no se ha quedado de brazos cruzados y ya ha respondido a las críticas de Greenpeace. “Estamos contentos con los progresos que estamos haciendo con nuestro ‘Joint Roadmap’, pero estamos de acuerdo con Greenpeace en que esta acción debe ir de la mano de un plan de acción específico de carácter individual. Ésta es la razón por la que estamos haciendo públicos nuestros objetivos internos y compartiendo de manera más agresiva nuestros compromisos al respecto”, señala David Love, director de la cadena de proveedores de Levi’s.

La acción de Greenpeace contra Levi’s forma parte de la campaña global “Detox” de la organización ecologista, una campaña que nace como respuesta a la publicación de un reciente informe en la que se denuncia la contaminación del agua promovida por dos de los fabricantes de ropa más importantes de México, ambos proveedores de la marca estadounidense de tejanos.

Antes de lanzar sus dardos con Levi’s, Greenpeace logró con éxito sacar los colores a Zara, que tras 9 días de intensas presiones por más de 320.000 personas procedentes de todos los rincones del planeta, ha decidido entonar el “mea culpa” y “limpiar” su tóxica cadena de proveedores, apunta Tristan Tremschnig, portavoz de la organización ecologista.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir