Anunciantes

Twitter y un CEO muy locuaz, las armas con las que AirAsia está capeando la peor crisis de su historia

Tony FernandesDesde que ayer domingo un avión de AirAsia con 162 pasajeros a bordo desapareciera sin dejar rastro, el nombre de esta aerolínea de bajo coste está en boca de todos. Sin embargo, lo cierto es que AirAsia está lidiando bastante bien con la que es sin lugar a dudas la peor crisis de su historia. ¿La clave? La sorprendente locuacidad (y sinceridad) de su CEO, el carismático Tony Fernandes, en Twitter.

“Esta es mi peor pesadilla”, se apresuraba ayer Fernandes a escribir en su perfil en Twitter tras conocer la desaparición del vuelo QZ8501.

Pocos minutos después el CEO de AirAsia volvía a demostrar que es todo un maestro en el universo de las relaciones publicando un tuit en el que apelaba al espíritu de equipo de la aerolínea en los momentos difíciles.

Desde que la sombra de la tragedia se proyectara ayer sobre AirAsia, la aerolínea ha convertido las redes sociales, Twitter fundamentalmente, en su particular campo de batalla para lidiar con la crisis que se le viene encima. El logotipo de AirAsia, habitualmente de un brillante color rojo, luce un color gris mucho más discreto desde ayer. Especialmente brillante en su mensajes en los social media está siendo Fernandes, que compró AirAsia en 2001 por menos de un dólar y ha logrado convertir una compañía moribunda en todo un gigante de la aviación.

Fernandes, que era antaño un ejecutivo de la industria de la música, es menudo comparado con Richard Branson, su homólogo del grupo Virgin, por su don natural para el marketing y la comunicación. Según la revista Forbes, Fernandes es actualmente el 28º hombre más rico de Malasia, con una fortuna de aproximadamente 650 millones de dólares. Cuando comparecía ayer en rueda de prensa den Subaraya, Fernandes volvió a dar buena muestra de su carisma y su temple, convirtiendo a las desaparecidos y sus familias en los auténticos protagonistas de su discurso.

La desaparición del vuelo QZ8501 de AirAsia, que podría haberse estrellado en el mar, pone colofón a un año negro para la aviación asiática. El pasado mes de marzo un avión de Malaysia Airlines desaparecía misteriosamente en el mar de la China Meridional. Y sólo unos meses después, en julio, una aeronave de la misma aerolínea era abatida en Ucrania.

Muy cercana a la tragedia que vive en estos momentos la compañía de Tony Fernandes, Malaysia Airlines se ha apresurado a prestar su apoyo en las redes sociales a AirAsia.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir