líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Uber Eats apostará por la subcontratación de flotas a terceros para adherirse a la

AnunciantesUber Eats subcontratará flotas a otras empresas en España

Así acatará Uber Eats la nueva "ley rider"

Uber Eats apostará por la subcontratación de flotas a terceros para adherirse a la "ley rider"

Uber Eats anunciaba ayer lunes que para acatar la nueva "ley rider" subcontrataría flotas de repartidores a terceras empresas.

La denominada «ley rider» está a la vuelta de la esquina y las empresas que se desenvuelven en el mercado del «delivery» en nuestro país ultiman los ajustes necesarios para no contravenir la nueva legislación.

En este sentido, Uber Eats anunciaba ayer lunes que los «riders» que operan en su plataforma no podrán seguir trabajando como autónomos en virtud de la nueva ley. Y para acatar la norma la multinacional estadounidense prevé subcontratar flotas de repartidores a terceras empresas.

Uber Eats dice estar trabajando contrarreloj para adaptarse a la normativa. «Si ya estás trabajando con algunos de nuestros socios en ‘delivery’, nada cambiará y puedes seguir operando como hasta la fecha», indica la compañía en un mensaje enviado a sus «riders» al que ha tenido acceso Cinco Días.

«En caso de estar operando como repartidor autónomo, te informamos de que a partir del 12 de agosto no podrás seguir proporcionando servicios de reparto a través de nuestra plataforma», dice Uber Eats.

Los sindicatos seguirán de cerca el modelo operativo instaurado por Uber Eats para impedir eventuales ilegalidades

Uber Eats no especifica en el mensaje remitido a los «riders» el modelo operativo exacto por el que regirá la compañía en el futuro ni tampoco a qué empresas va a subcontratar flotas de repartidores. Parece que la compañía saldrá de nuevo a la palestra este jueves para ofrecer más detalles sobre sus planes.

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT se han comprometido a no quitar ojo al modelo operativo implantado por Uber Eats para evitar que la empresa incurra en la cesión ilegal de trabajadores.

En virtud del modelo por el que va a acogerse Uber Eats a partir del próximo 12 de agosto (el día que entra en vigor la «ley rider») las compañías subcontratadas son las que asumen la contratación de los repartidores. Así y todo, esta fórmula, por la que ya apuesta, por ejemplo, Just Eat, no es ajena a eventuales ilegalidades. Si las empresas contratadas se limitan a aportar la mano de obra y las plataformas digitales siguen organizando y controlando a los «repartidores» mediante sus apps y sus algoritmos, estaríamos ante un caso de cesión ilegal de trabajadores, algo que ya costó en su día a Cabify una multa de 431.000 euros.

 

¿Es mejor un plan de pensiones o un fondo de inversión?AnteriorSigueinteGhop: Estas tiendas inteligentes llegan a España para revolucionar la experiencia de compra

Noticias recomendadas