Anunciantes

Quiere distanciarse cada vez más de su hermano mayor

UberEats ya es más grande que Uber en varias ciudades como Madrid

UberEats nació en Los Ángeles en el año 2013 como el servicio de entrega de comida rápida a domicilio de Uber, y ya es más grande e importante que el negocio clásico de la compañía en varias ciudades de todo el mundo. La aplicación de UberEats, según la propia compañía, es ya más grande que la aplicación de transporte en 19 ciudades europeas. Toussaint Wattinne, general manager de UberEats en Londres, afirma que este servicio es el que tiene un mayor crecimiento del planeta en el sector de entrega de comida a domicilio.

Actualmente, UberEats tiene presencia en más de 30 países, siendo Reino Unido el mayor mercado geográfico, con 40 ciudades. "Tenemos acuerdo con más de 8.000 restaurantes actualmente en Reino Unido", dijo Wattinne, según BusinessInsider.com. "Ser capaces de ofrecer una alta variedad de restaurantes de todo tipo es un factor clave, no solo para descargar la aplicación y probarla por primera vez, sino para hacerlo más a menudo. Vemos crecer nuestra selección de restaurantes como vemos crecer el número de gente que utiliza la aplicación".

UberEats, según The Financial Times, alcanzará los 3.000 millones de dólares en ventas para finales de año y ya ha declarado un volumen de negocio de 700 a 870 millones de dólares en el segundo cuarto del año. Wattinne solo ha querido afirmar sobre las finanzas de UberEats que "están sanas y son muy prometedoras".

Algunos analistas se han preguntado como compañías como UberEats, o su principal rival, Deliveroo, pueden obtener beneficios cuando sus márgenes son tan estrechos. "Lo que estamos viendo es un potencial muy fuerte y unos números potentes y en Reino Unido definitivamente, una sana trayectoria. En resumen, el modelo de negocio es muy saludable. Hay espacio para que tanto los restaurantes, como los repartidores, como la aplicación tengan márgenes decentes".

Ante la fuerte competencia de Deliveroo y otros actores como Amazon Restaurants, UberEats está explorando cómo conseguir la lealtad del consumidor. De hecho, la compañía no descarta la idea de introducir una suscripción que permita a los consumidores recibir comida gratuita y quizá acceder a más restaurantes o menús especiales. En Reino Unido, Deliveroo ya ha introducido una suscripción el presente año, con un coste de 7,99 libras mensuales.

Pero UberEats no tiene intención de seguir a Deliveroo, que ya tiene sus propias cocinas que alquila a los restaurantes que no tienen espacio suficiente para atender los pedidos a domicilio. "Somos una compañía tecnológica y todo lo que hacemos es proveer de datos y de la tecnología e infraestructura logística", dijo Wattinne. "No tenemos la ambición de poner en marcha cocinas propias o empezar a producir nuestra propia comida. No es en eso en lo que somos los mejores".

En general, ha sido un año duro para Uber, tras las acusaciones de sexismo, entre otros problemas que han rodeado al servicio de taxis. Por el contrario, UberEats parece que ha podido evitar ser salpicada por las polémicas de su hermana mayor. De hecho, en ciudades como Milán, Madrid o Grenoble, los ingresos de UberEats ya son superiores a los de Uber. Es probable que la aplicación quiera distanciarse cada vez más de Uber. "Queremos dejar claro que son aplicaciones separadas, con una experiencia diferente, cada una con sus propias ventajas".

Uno de los potenciales problemas a los que UberEats tendrá que enfrentarse será cómo clasifica a sus repartidores como trabajadores de cara al futuro. Muchos de ellos han señalado que les cuesta llegar al salario mínimo los días más tranquilos. "Cambiaría el modelo operativo, lo que probablemente aumentaría los costes, debido a la menor flexibilidad y a la pérdida de valor y, por lo tanto, debe redistribuirse en algún lugar, muy probablemente el usuario final. Pero poner números es muy complejo", ha afirmado al respecto Wattinne.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir