Anunciantes

Elon Musk quiere sacar a Tesla de California

La última "rabieta" de Elon Musk: quiere dejar California y mover la sede de Tesla a otro estado

Elon Musk amenaza con mover la sede de Tesla a otro estado debido a las múltiples restricciones impuestas por California para contener la pandemia del coronavirus.

Elon MuskElon Musk, el CEO de Tesla, vuelve a ser protagonista de una enésima polémica. El sudafricano amenaza ahora con mover la sede del célebre fabricante automovilístico a otro estado debido a las múltiples restricciones impuestas por California para contener la pandemia del coronavirus.

Más allá de desplazar la sede de la compañía a un estado distinto de California, Musk estaría dispuesto también a dejar de producir automóviles en tierras californianas.

El pasado sábado Musk aseguró en Twitter que Tesla trasladaría su sede y su próximos proyectos a Texas o a Nevada "de manera inmediata". ¿El motivo? La determinación del condado de Alameda (San Francisco) de impedir a Tesla reabrir la fábrica allí emplazada antes de junio.

Musk tiene intención además de presentar una demanda contra el condado de Alameda. Y asegura que la continuidad de la producción de Tesla en Fremont (una localidad adscrita a este condado) dependerá del trato que se dispense a la compañía en el futuro.

El empresario enfatiza que es el último fabricante automovilístico que queda en California (además de ser un importante exportador). Tesla emplea a aproximadamente 20.000 personas en su sede de Palo Alto (y más de la mitad de la plantilla trabaja en la fábrica de Fremont).

El pasado mes de abril Elon Musk tildó de "fascista" el confinamiento en California

Musk tiene fama (parece que merecida) de tener la lengua muy larga en Twitter. Hace apenas unos días unos controvertidos tuits suyos hicieron que el valor de mercado de Tesla se contrajera en la bolsa. Y en 2018 el sudafricano se vio en el ojo del huracán y se enfrentó incluso a una demanda de la SEC por culpa de unos tuits. Finalmente Musk llegó a un acuerdo con la SEC en virtud del cual la compañía que dirige tendría que aprobar previamente todos los mensajes relevantes volcados en Twitter

A finales de abril Musk tildó de "fascistas" las medidas aprobadas por el estado de California para poner freno a la pandemia del COVI-19. Desde su punto de vista, tales medidas no hacen sino violar los derechos constitucionales de las ciudadanos. "Decir a las personas que no pueden salir de casa y que serán arrestadas de lo contrario es fascista, no es democrático", aseveró Musk.

Tesla compró la planta de Fremont a Toyota por apenas 42 millones de dólares en 2010, pero desde entonces la empresa capitaneada por Musk ha realizado en ella inversiones de miles de millones de dólares. La de Fremont es la única factoría en la que Tesla puede producir a día de hoy sus modelos S, X e Y.

De acuerdo con los expertos, será complicado trasladar la producción desde allí a otras fábricas con suficiente celeridad. Es cierto que Tesla dispone de otras factorías, pero se utilizan fundamentalmente para fabricar baterías (si bien su intención es acoger también la producción de coches en el futuro).

Tesla dispone también de una nueva planta de producción en Shanghái, donde se fabrican tanto baterías como automóviles. Debido al coronavirus la producción se paralizó allí en el periodo comprendido entre finales de enero y mediados de abril.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir