Anunciantes

Un doble asesinato, el macabro y sorprendente origen del eslogan "Just Do It" de Nike

Just Do It"Just Do It". Este eslogan, ya legendario en el universo del branding, es pareja de hecho de Nike desde los años 80. Lo que muy pocos saben, sin embargo, es que detrás de este mítico "claim" publicitario se esconde una macabra y sangrienta historia.

Así lo confiesa Dan Wieden, cofundador de la agencia Wieden + Kennedy y "padre" del famosísimo eslogan de Nike, en una entrevista concedida recientemente a la revista de diseño Dezeen.

En esta entrevista Wieden recuerda que la idea del eslogan "Just Do It" le vino la noche antes de tener una reunión decisiva con Nike. Aquella noche Wieden se acordó de Gary Gilmore, un hombre de Portland que había cometido crímenes por toda la geografía estadounidense.

En el estado de Utah Gilmore mató a un hombre y una mujer y fue sentenciado después a pena de muerte por el crimen. Antes de morir a manos de un pelotón de fusilamiento, el homicida pronunció la siguiente frase: “Let’s do this”. Una frase que se quedó grabada a fuego en la memoria de Wieden y que se convertiría después en el archifamoso “Just Do It" de Nike.

Sin embargo, aquella espontánea idea nocturna de Wieden tardó un tiempo en convertirse en realidad y, no por los escrúpulos morales sobre su origen, sino simple y llanamente porque a sus colegas el eslogan “Just Do It” no les terminaba de gustar.

“Le presenté la idea a unos cuantos colegas dentro de la agencia y me dijeron: no necesitamos esa ‘mierda’”, relata. Tampoco al cofundador de Nike, Phil Knight, le hizo demasiado “tilín” la ocurrencia de Wieden, recuerda el publicitario. “Aun así me dijo que confiaría en mí”, explica. Y parece que hizo bien confiando en él (y en su estrambótica idea).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir