Anunciantes

Burger King Bélgica permite a sus fans pedir desde su sofá

Un Easy Order en casa para los fanáticos de Burger King, la nueva "idea" de la hamburguesería

Después de llegar al país en 2017, Burger King se ha convertido en un fenómeno de masas en Bélgica. Para descongestionar los restaurantes, la cadena ofrece la posibilidad de pedir sin moverse del sofá.

Burger KingEl pasado 2017, Burger King desembarcó en Bélgica, después de adquirir los restaurantes Quick del Grupo Bertrand. Desde entonces, los restaurantes de la cadena de comida rápida se han llenado de fanáticos del Whopper. Por desgracia, esto supone que los belgas tengan que hacer largas colas para poder degustar su hamburguesa favorita. Pero Burger King y la agencia Buzzman tienen la solución para todo ello.

Y no es otra que lanzar un kiosko de Easy Order… Pero no para los restaurantes. Estos ya tradicionales kioskos permiten a los clientes de Burger King realizar sus pedidos de forma mucho más rápida y sencilla, a través de una pantalla táctil, y suelen estar situados, como es lógico, dentro de los propios restaurantes.

Pero la cadena de comida rápida da un paso más permitiendo a los más fanáticos de su comida tener uno de estos kioskos en su propia casa, para no tener que esperar nunca más. Gracias a este exclusivo servicio, los consumidores podrán pedir sus Whopper desde la comodidad de su hogar. Pueden realizar su pedido en el salón, en la cocina o, incluso, en el cuarto de baño. Lo único que tienen que hacer después es recoger su pedido en su restaurante Burger King más próximo. Los seguidores de la compañía pudieron ganar uno de estos Easy Order personales en la página de Facebook de Burger King Belgium el pasado 30 de marzo. Poco después se desveló que la estrategia era una broma con motivo de la celebración del “Poisson d’Avril”, el equivalente a los Santos Inocentes.

Desde su llegada a Bélgica, la cadena de comida rápida no ha querido pasar desapercibida. Nada más desembarcar en el país, decidieron enfrentarse en una encuesta con el rey Felipe, lo cual no fue acogido con demasiado entusiasmo por la monarquía belga, al considerar que se estaba utilizando la imagen del monarca para fines estrictamente comerciales. Tras perder por un margen ajustado, Burger King decidió eliminar el “King” de su denominación.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir