Anunciantes

Una estudiante reúne 100.000 firmas para desterrar a los "maniquíes anoréxicos" de Inditex

maniquies0Su nombre es Anna Riera, vive en Terrassa y a sus 17 años, esta estudiante de Psicología ha conseguido que un gigante de la talla del grupo Inditex escuche su voz.

Hace unos días, la joven se encontraba andando de camino al trabajo, cuando de repente, se sorprendió al ver los maniquíes de un escaparate de la marca Lefties. Estos maniquíes eran tan extremadamente delgados que, según Riera, "su pierna era igual, o incluso más delgada, que mi propio brazo".

Por ello, decidió pasar a la acción y publicar una petición en Change.org para acabar con los "maniquíes anoréxicos" de los escaparates. La iniciativa, publicada el pasado 28 de noviembre, fue respaldada por 100.000 personas en tan solo cinco días. A día de hoy, ya ha superado las 111.000 firmas.

“Esto me hizo reflexionar sobre los estereotipos de belleza a los que está llegando nuestra querida pero podrida sociedad. Cada día con más frecuencia se dan casos de anorexia, bulimia, vigorexia y otros trastornos caracterizados por una preocupación obsesiva por el físico” explica en su escrito. “Yo, siendo solo una chica de 17 años, ya he conocido más de 12 casos de diferentes trastornos alimenticios” añade.

maniquies

El hecho de haber superado esta cifra le parece increíble. “Siempre me había preguntado si era yo la única que veía que esto no era normal” afirmó Riera. “Sé que la gente sabe que son estereotipos. Pero no sabía hasta qué punto la gente está harta de esto. No es algo que solo me afecte a mí”.

Puede que su denuncia sea un simple gesto y que nunca suponga el principio de una revolución en los cánones del mundo de la moda, pero sin duda ayuda a crear conciencia en la sociedad.

Por su parte, el grupo Inditex ha subrayado en un comunicado que en este caso, “se trata de una partida minoritaria de maniquíes antiguos que se han utilizado en Lefties, que no responden a los cánones establecidos por el grupo y que van a ser sustituidos de forma inmediata”. Y añade que el resto de sus maniquíes “responden a la imagen de salud con la que el grupo está comprometido”.

En este sentido, el grupo textil ha explicado a Verne que “el grupo sigue los estándares establecidos en un acuerdo con el Ministerio de Sanidad firmado en 2007”. En dicho acuerdo se establece que los maniquíes deben responder a “los perfiles biométricos comunes en la población”, y que las prendas de vestir de los maniquíes “sean al menos de la talla 38”.

Sin embargo, uno de los problemas de esta medida es que el estudio antropométrico que se inició ese mismo año con el objetivo de unificar las tallas nunca llegó a terminarse. Según Modesto Lomba, entonces presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), se trataba de una “magnífica iniciativa”, pero “dada la profunda crisis económica que se desencadenó en España en aquel momento, el proyecto se desinfló”. En su opinión, no basta con adoptar medidas a nivel nacional, sino que es necesario “crear una normativa europea al respecto”.

A la joven la respuesta del grupo le parece correcta, pero insuficiente. La delgadez extrema como canon de belleza es una fuente de presión y frustración para su generación. “¿A cuánta gente le ha pasado alguna vez que ha visto unos vaqueros monísimos puestos en un maniquí anoréxico y luego, al probárselos, se han sentido frustrados con su propio físico?” se preguntaba. Una frustración que, en sus palabras, viene autoimpuesta, cada vez con más fuerza, en la sociedad actual. “Somos nosotros quienes la definimos” concluye.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir