Anunciantes

¿Una rubia en su coche? Sólo con un Citroën C4 conseguirá conquistarla de verdad

citroenAntes de subir a una espectacular rubia a un coche, hay que ganarse a la rubia y la clave para llegar a su corazón o al menos intentarlo sin ningún tipo de incidente es un Citroën C4. Esta es la peculiar y (quizás algo machista) moraleja de un nuevo spot con el que la marca automovilística pretende convencernos de las bondades de su C4.

El anuncio está protagonizado por un joven que invita a subir a su coche –lamentablemente no se trata de un Citroën C4– a una atractiva rubia. Para intentar impresionarla, y como si una máquina tragaperras se tratara, el protagonista del spot introduce monedas y billetes en las múltiples ranuras del coche para activar el aire acondicionado, encender la radio o abrir el techo corredizo del vehículo.

Sin embargo, el dinero no es infinito y, cuando el joven conductor se predispone a dar un beso a la rubia que le acompaña en el asiento de copiloto, se le acaban las monedas y los billetes y ve frustrado su arrebato de pasión.

Si el desgraciado protagonista del spot hubiera conducido un Citroën C4, su cita con la rubia habría transcurrido como la seda. ¿Por qué? Porque el Citroën C4 es un vehículo con todos los extras incluidos y no hay que pagar por ellos, como le sucede al conductor que protagoniza el último spot de la marca francesa.

El anuncio lleva el sello de Havas Worldwide Düsseldorf y Le Gaulois Brand.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir