líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

AnunciantesFotograma de la campaña "Positive Beauty: why we’re saying no to normal" de Unilever

Unilever da carpetazo a la belleza "normal"

Unilever destierra la palabra "normal" de la publicidad y el packaging de sus productos

De ahora en adelante las marcas de Unilever desterrarán por completo la palabra "normal" de todos sus anuncios y sus envases.

Cutis de porcelana, pómulos tan perfectos que parecen cincelados sobre el rostro, pestañas larguísimas y por su puesto ni un gramo de grasa en las caderas. Si nos comparamos con las pluscuamperfectas mujeres que desfilan por los anuncios, es casi inevitable no estar a merced de una larguísima retahíla de inseguridades. Por esta razón Unilever quiere predicar con en el ejemplo y tiene la firme determinación de añadir una pátina mucho más diversa e inclusiva a su publicidad. De ahora en adelante Dove, Axe, Rexona y otras marcas del gigante británico-neerlandés de bienes de consumo desterrarán por completo la palabra «normal» de todos sus anuncios y sus envases.

Con la aclamada campaña «Real Beauty», lanzada por Dove allá por el año 2004, Unilever ya demostró que tenía ánimo de abatir los ideales que belleza que echan anclas habitualmente en la publicidad, en particular en la publicidad enfocada a productos cosméticos.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Pero la multinacional desea ir un paso más allá. Y en el futuro ninguna de sus marcas con el foco puesto en la cosmética y el cuidado del cuerpo utilizará la palabra «normal» en su publicidad y tampoco en su packaging.

A partir de ahora en los envases de los productos de Unilever, donde se habla a menudo de «piel normal» y «cabello normal», se prescindirá por completo de la palabra «normal» y se apostará en su lugar por fórmulas como «adecuado para todos los tipos de piel» y «adecuado para todos los tipos de cabello».

Adiós belleza normal, hola belleza positiva

Con esta iniciativa, que se llevará a cabo de manera global, Unilever pretende dar carpetazo a la definición de «belleza normal» y con este último objetivo renunciará asimismo al retoque digital de los cuerpos y los rostros de los modelos que se abren paso en sus anuncios.

La matriz de Dove desea además dar fuelle al número de campañas que eligen colocar sobre los focos a grupos habitualmente poco representados en la publicidad.

Con esta nueva estrategia Unilever pretende dar alas a lo que denomina «Positive Beauty» y levantar los cimentos de una belleza más inclusiva, más sostenible y más justa.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

«Con mil millones de personas utilizando cada día nuestros productos cosméticos y aún más viendo nuestros anuncios, nuestras marcas tienen realmente el poder de cambiar las vidas de las personas. Y por esta razón estamos decididos a deshacernos de normas y estereotipos potencialmente nocivos para desarrollar una definición más amplia e inclusiva de la belleza2, explica Sunny Jain, responsable de la división Beauty & Personal Care de Unilever.

La nueva estrategia de Unilever emerge de una ambiciosa investigación de mercados. Un estudio llevado a cabo en nueve países diferentes en el que tomaron parte 10.000 consumidores reveló que la palabra»“normal» en el packaging de los productos cosméticos tenía un efecto negativo en el 70% de los participantes en el informe. Y en los consumidores con edades comprendidas entre los 18 y los 35 hombres este porcentaje de disparaba más allá del 80%.

De la investigación emprendida por Unilever se infiere además que el consumidor demanda a gritos mayor diversidad e inclusión el ramo de la cosmética. No en vano, el 56% de los consumidores coincide en señalar que este sector de actividad tiene el poder de hacer que algunas personas se sientan excluidas.

En esta misma línea 7 de cada 10 consumidores están a favor de que las marcas amplíen su particular definición de belleza. Y 6 de cada 10 consumidores sienten que la industria cosmética les exige una determinada apariencia para ajustarse a la «normalidad».

El 74% de los consumidores considera asimismo que las marcas deberían esforzarse en hacer sentirse a la gente mejor y no meramente en lograr que las personas tengan mejor aspecto.

La sostenibilidad tiene también un papel protagonista en la nueva estrategia de Unilever

«Con cada vez más consumidores prestos a recompensar a aquellas marcas que deciden pasar a la acción en temas de naturaleza social y medioambiental, creemos que la iniciativa ‘Positive Beauty’ nos hará más fuerte como empresa«, enfatiza Jain.

La sostenibilidad forma parte asimismo de la nueva estrategia de Unilever, que quiere ayudar a proteger y regenerar 1,5 millones de hectáreas de tierras, bosques y océanos hasta el año 2030.

Unilever tiene intención además de aumentar la proporción de ingredientes renovables en sus productos y de emplear en sus envases única y exclusivamente plásticos que sean reciclables, reutilizables y de naturaleza compostable.

La multinacional británico-neerlandesa desea también trabajar codo con codo con políticos y con organizaciones en pro del bienestar animal para impulsar la prohibición a nivel global de la experimentación con animales en el ramo de la cosmética.

Maltesers da la puntilla (con mucho humor) a los tabúes sobre la salud mental tras la maternidadAnteriorSigueinteLa potente reflexión de Absolut que hace temblar los cimientos de toda una generación

Noticias recomendadas