Anunciantes

United Airlines, en la picota por negar un refresco a una mujer musulmana "por razones de seguridad"

United AirlinesLa musulmana Tahera Ahmad es una mujer hecha a sí misma y curtida para lidiar con situaciones controvertidas. No en vano, trabaja como capellán y directora de compromiso interreligioso en la Universidad de Northwestern en Estados Unidos. Y ha visitado en varias ocasiones la Casa Blanca, donde se ha reunido con el presidente Barack Obama y el secretario de Estado de Estados Unidos John Kerry. En otras palabras, que Ahmad es de todo menos una fanática religiosa.

Sin embargo, en la aerolínea United Airlines parecen ser de otra opinión. El pasado viernes Ahmad tomó un avión de la compañía aérea estadounidense con destino a Washington, donde iba a participar en una conferencia en la que el tema central era el diálogo entre jóvenes israelíes y palestinos. Ahmad viajaba con un pañuelo en la cabeza. Todo parecía transcurrir con normalidad hasta que la joven, de 31 años, le pidió a una azafata una lata de Coca-Cola sin abrir por razones de higiene.

Ahmad se quedó estupefacta cuando, ni corta ni perezosa, la azafata se negó a entregarle una lata sin abrir aduciendo motivos de seguridad, ya que los pasajeros podían supuestamente utilizarla como arma.

La estupefacción de Ahmad subió enteros cuándo vio cómo el servicio de vuelo le entregaba sin rechistar una lata de cerveza sin abrir a un hombre sentado cerca de ella.

Consciente del trato discriminatorio del que estaba siendo objeto, Ahmad se encaró de nuevo con la azafata y ésta le contestó abruptamente que no le daba una lata sin abrir “para que usted no la utilice como arma”.

La situación se volvió aún más violenta cuando Ahmad buscó el apoyo de otros pasajeros y un hombre sentado al otro lado del pasillo se giró hacia ella y le espetó: “Tú, musulmana, cállate”. El pasajero se acercó a Ahmad y mirándola a los ojos le dijo: “Sí, sabes que la utilizarás como un arma, así que cállate”.

"Sentí el odio en su voz y en sus ojos iracundos", publicó Ahmad en su cuenta Facebook mientras su avión estaba todavía volando. "No puedo evitar llorar porque pensé que las personas me defenderían y levantarían la voz. Algunos sólo movieron la cabeza como gesto de desaprobación", agregó.

fb

El post de Ahmad desencadenó una ola de indignación en las redes sociales, donde bajo el hashtag #unitedfortahera, algunos internautas llamaron al boicot contra United Airlines.

Ante la polémica surgida en las redes sociales, la aerolínea United Airlines se vio obligada a salir a la palestra para recalcar que “apoya la diversidad y la inclusión”. "Ni nosotros ni nuestros socios discriminamos a nuestros empleados o clientes", señala la compañía en un comunicado. "Estamos buscando directamente a la señorita Ahmad para entender mejor lo que ocurrió durante el vuelo", añade.

Aun así, Ahmad, que es viajera frecuente de United Airlines, afirmó que el sábado nadie en nombre de la compañía se había puesto todavía en contacto con ella.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir