Anunciantes

Unos hípsters de manual ponen sus barbas a remojar en un estrafalario spot de Carlsberg

carlsbergDesde que los hípsters se han convertido en legión, el vello facial está cotizadísimo en el rostro de los hombres. La barba se ha convertido en algo así como una declaración de intenciones por parte de los "modernos". El bigote, en cambio, no tiene tanto acólitos como su "hermana mayor".

Cuando llega noviembre, cambian, sin embargo, las tornas y los rostros masculinos de llenan de bigotes. Es la forma de celebrar "Movember", un movimiento que anima a los hombres a dejarse bigote (durante el mes de noviembre al menos) para llamar la atención sobre el cáncer de próstata y de testículos.

Consciente de la importancia de este movimiento, Carlsberg ha decidido echarle un capote con una campaña que seguro que no deja indiferente a nadie.

Tras lanzar hace unos meses una línea de champús, geles y cremas corporales con la cerveza como ingrediente estrella, la marca danesa ha añadido a su portfolio de cosméticos una serie de productos para el afeitado y el cuidado de la barba.

Además de para cuidar el vello facial de los hípsters más coquetos, estos productos pretenden apoyar económicamente al movimiento “Movember”. No en vano, Carlsberg se ha comprometido a donar los ingresos obtenidos con sus ventas a la fundación que está detrás de este famoso movimiento.

Para conseguir que hípsters (y no hípsters) muerdan el anzuelo y compren sus maravillosos geles para afeitar, bálsamos afthershave y cremas para el bigote “a la cerveza”, Carlsberg se ha descolgado con un extravagante spot, casi un parodia en realidad, en la que unos cuantos barbudos (algo desastrados) pasan por las manos expertas de la marca escandinava de cerveza.

El spot, que demuestran que las barbas en general (y los híspters en concreto) dan para muchas risas en la publicidad, lleva la firma de la agencia Crispin Porter & Bogusky.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir