líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Nestlé y Epic Games ya han retirado su publicidad de YouTube

Varias marcas suspenden su publicidad en YouTube ante una posible red de pedofilia en la plataforma

Un vídeo pone en alerta a varias marcas ante la posibilidad de que una red de pedófilos esté utilizando los comentarios de los vídeos de YouTube para intercambiar contenidos de explotación infantil y abuso de menores.

youtubeNestlé, Epic Games y otros grandes han anunciantes entre los que podría encontrarse Disney y McDonald’s según varias fuentes, han decidido paralizar las campañas de publicidad que tenían activas en YouTube, así como sus inversiones. El motivo reside en que algunos de los anuncios de estas marcas aparecían en contenidos que se habrían convertido en el blanco de los pedófilos.

Tal y como informan desde Bloomberg, el pasado miércoles 20 de febrero Nestlé decidió paralizar la publicidad de todas sus marcas en Estados Unidos en la plataforma de vídeo de Google. La noticia ha sido confirmada por un portavoz de la compañía a través de un correo electrónico enviado a la citada cabecera.

Una decisión que han seguido el gigante de los videojuegos, Epic Games y la empresa de Gran Consumo alemana Dr. August Oetker KG tras comprobar que sus anuncios aparecían en vídeos que están generando polémica.

El origen de la situación lo encontramos en un vídeo publicado el pasado domingo 17 de febrero por el influencer MattsWhatItIs. En los 20 minutos de duración de esta denuncia que YouTube “posibilita la explotación sexual infantil” a través de unos contenidos que “está monetizando”.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

El citado creador de contenidos explica que se están utilizando los comentarios que pueden dejarse en los vídeos para enlazar a páginas de vídeos de explotación sexual infantil. Según señala en algunos de estos comentarios incluso se dejan mensajes “secretos” para indicar a otros pedófilos el minutado exacto en el que pueden ver escenas concretas de menores en situaciones como fotografiándose ante un espejo, haciendo gimnasia o bailando.

“Cualquier contenido, incluidos los comentarios, que ponga en peligro a los menores es abominable y tenemos políticas que lo prohíben en YouTube. Tomamos medidas inmediatas para eliminar las cuentas y canales, informar sobre las actividades ilegales a las autoridades y deshabilitar los comentarios infractores”, destaca una portavoz de YouTube en Bloomberg.

A través de esta respuesta la plataforma de vídeo de Google ha informado además que el gasto total en publicidad de los vídeos afectados asciende a menos de 8.000 dólares en los últimos 60 días. Una cantidad que será reembolsada. Un nuevo problema para la seguridad de YouTube que ya se ha visto comprometida en otras ocasiones.

Línea Directa y Mutua Madrileña, líderes en publicidad en el sector de los segurosAnteriorSigueinteeSports: por qué el entretenimiento del futuro es una apuesta segura para las marcas

Noticias recomendadas