Anunciantes

Polémica en China por una camiseta de Versace

Versace y otras marcas de lujo occidentales enfadan (y mucho) a China

Versace, Coach y Givenchy hieren la sensibilidad de los consumidores chinos, que representa un tercio del mercado global del lujo.

versace-hong-kong

Parece que, últimamente, las marcas de moda occidentales no están 'haciendo amigos' en China. Versace ha herido la sensibilidad de los consumidores chinos con una camiseta que el Gobierno chino interpreta como un atentado contra su soberanía nacional.

El diseño de la prenda en cuestión incluía un listado de ciudades europeas y americanas, con sus respectivos países al lado, y también aparecían Hong Kong y Macao como estados independientes y no como parte de China.

camiseta-versace-china

El error de la casa de moda italiana, propiedad de Michael Kors Holding, ha desatado la polémica en las redes sociales, y la marca ha sido acusada de atacar nada más y nada menos que la soberanía nacional del país asiático.

Hoy, menos de 24 horas después de que en un tuit Donatella Versace pidiese disculpas personalmente y en nombre de la compañía, las también marcas de lujo Coach, propiedad de Tapesty Inc., y Givenchy, de LVMH, se enfrentan al rechazo de los consumidores chinos por un desliz similar.

Después de que se difundiese por internet imágenes de camisetas vendidas por ambas marcas, que sugieren que Hong Kong y Taiwán son países, en lugar de ciudades, en las redes sociales se inició una llamada al boicot de ambas. La embajadora marca de la americana Coach, la supermodelo china Liu Wen, ha dicho en la plataforma Weibo que terminaría su relación con la marca por "herir gravemente los sentimientos del pueblo chino".

Por su parte, Coach ha informado de que las camisetas fueron retiradas de la venta en mayo de 2018 después de que se identificase el error y ha dicho que "lamenta profundamente el daño emocional causado a los consumidores". Los representantes de Givenchy no han hecho comentarios por el momento, pero el cantante y actor chino Jackson Yee, embajador de la línea de belleza de Givenchy, ha dicho que iba a cancelar su contrato con la firma francesa.

La actriz y cantante china Yang Mi ha decidido interrumpir su colaboración con Versace

Lo mismo ha sucedido con la actriz y cantante china Yang Mi, que ha decidido interrumpir su colaboración con Versace. Mi acusa a la casa de moda de tratar de socavar la integridad nacional del gigante asiático: "La soberanía y la integridad territorial de nuestra patria son sagradas, inviolables e indivisibles. Proteger la unificación de nuestra patria es responsabilidad de todos los ciudadanos de la República Popular de China", ha dicho Yang, según recogen los medios del país.

No es la primera vez (ni la última, probablemente) que una marca de lujo ofende al pueblo chino. El pasado año, la casa de moda italiana Dolce & Gabbana se vio obligada a pedir disculpas al país tras la publicación de un vídeo considerado racista, que llevó incluso a la firma a cancelar un desfile en Shanghái. En la grabación aparecía una mujer intentando comer con dificultad comida italiana con palillos, algo que muchos espectadores interpretaron como un retrato ofensivo.

Dejando aparte la cuestión sobre la susceptibilidad de la población china y la peculiaridad de sus características geopolíticas, resulta evidente que las marcas occidentales deberían trabajar más en la adecuación de sus prendas a un mercado que representa un tercio de la demanda global del lujo.

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir