Anunciantes

Victoria's Secret se fija en Zara para copiar su estrategia y adentrarse en la industria de la moda rápida

Victoria's SecretVictoria's Secret está fijándose en Zara, la marca buque insignia del grupo Inditex, para entrar en la denominada industria de la moda rápida. Ha sido la propia marca de lencería quien ha revelado a los analistas que está trabajando en la aceleración de sus procesos de diseños y de reposición de los inventarios.

La CEO de la compañía, Sharen Turney, ha explicado que casi todos sus productos ya están en un programa de aceleración, que permite "reponer el stock en las tiendas" más rápidamente. Además, también están trabajando para recortar el tiempo que pasa desde que el producto se diseña hasta que llega a las tiendas.

Los cierto es que las marcas de moda rápida han cambiado los cánones de la industria de la moda, lo que ha llevado a numerosos minoristas a replantearse su modelo de negocio y estrategia. Mientras que algunas como Zara están expandiéndose rápidamente, otros "retailers" especializados están luchando por conseguir clientes en sus establecimientos.

Sin ir más lejos, una investigación de Goldman Sachs apunta a que ahora más o menos la mitad de las empresas de moda de gama alta -como Prada o Louis Vuitton- saca entre cuatro y seis colecciones al año, en lugar de dos como hacían antes. "Esto es absolutamente debido a Zara", señala el informe, que señala que los minoristas especializados tendrán que seguir su ejemplo con el fin de tener éxito.

Este informe también resume a la perfección por qué los minoristas de moda rápida están desafiando a los tradicionales. "A diferencia de los minoristas de moda rápida que crean en base a las tendencia actuales de terceros, los minoristas especializados tradicionales tienen a sus equipos diseñando los productos que creen que van a ser tendencia dentro de 12 meses", escriben los investigadores.

El riesgo de intentar predecir tendencias de la moda con un año de antelación está pesando sobre el éxito de minoristas como Gap, Abercrombie & Fitch o American Eagle, entre otros, según Goldman Sachs. Pero si estos minoristas tienen una "pérdida de moda", significa rebajas, lo que perjudica a las ganancias. Sin embargo, el modelo de negocio poco convencional de Zara elimina este riesgo.

La estrategia de la empresa de Amancio Ortega consiste en un stock muy pequeño y en actualizar sus colecciones muy a menudo. En lugar de otras marcas que sólo se actualizan una vez por temporada, Zara vuelve a surtir sus tiendas con nuevos diseños dos veces a la semana, señala Suzy Hansen en The New York Times. Esa estrategia funciona de dos maneras, de acuerdo con Hansen: por un lado, anima a los clientes a volver a la tienda a menudo, y por otro, significa que si el cliente va y quiere comprar algo, tiene que hacerlo inmediatamente si no quiere arriesgarse a que no esté en su próxima visita.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir