Anunciantes

Volkswagen no quiere que Uber se le suba a la chepa y tiene un plan para conseguirlo

volkswagenVolkswagen no reniega de su condición de fabricante de coches (lo que ha sido siempre, por otra parte), pero no quiere arrogarse única y exclusivamente esta etiqueta. La empresa germana, acuciada en los últimos tiempos por el "dieselgate", quiere convertirse sobre todo y ante en un proveedor de servicios de movilidad y a ser además líder en este sector.

Para hacer posible su transformación, que le costará miles de millones de euros a la empresa alemana, Volkswagen prevé fuertes medidas de ahorro interno que serán presentadas por la compañía germana en el transcurso de las próximas semanas.

Entre los planes que Volkswagen se guarda bajo la manga para ser más que un mero fabricante automovilístico destaca su interés en el próspero mercado de las apps de transporte. La marca teutona se acaba de estrenar en este sector de la mano de la startup israelí Gett, en la que ha invertido la nada desdeñable cifra de 300 millones de euros y con la que pretende parar los pies al imparable Uber.

Para dejar K.O. a Uber (o al menos intentarlo), Volkwagen tiene asimismo la vista puesta en los coches autónomos, un área en la que la compañía deberá hacer un fuerte inversión de varios miles de millones de dólares, reconoce Johann Jungwirtch, responsable digital de la marca teutona, en declaraciones al diario económico Handelsblatt.

A fin de ahorrar costes y de sacar adelante los múltiples proyectos que tiene en mente, Volkswagen podría reagrupar sus diferentes talleres de componentes automovilísticos. Si el plan sale adelante, se verían afectados aproximadamente 70.000 trabajadores que trabajan actualmente en más de 30 talleres volcados en la fabricación de componentes para automóviles de Volkswagen.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir