Anunciantes

Polestar y Lynk&Co, las nuevas marcas de Volvo

Volvo estrena un modelo de suscripción de coches

Volvo, a través de sus nuevas marcas Polestar y Lynk&Co, pondrá a disposición de sus clientes nuevos modelos, como el de suscripción, para adquirir sus vehículos

Con novedades como los coches eléctricos o el carsharing, el mercado de la automoción ha experimentado importantes cambios en los últimos años. Volvo quiere volver a revolucionar este sector con sus dos nuevas marcas: Polestar y Lynk&Co.

Mediante la primera marca, Volvo no quiere poner a la venta del todo sus vehículos, sino ofrecer a sus usuarios lo que ha denominado como modelo de suscripción, aunque realmente está a medio camino entre la compra, el alquiler y el renting.

Los consumidores de la marca que deseen hacerse con uno de estos coches, podrán hacerlo pagando una tarifa mes a mes. Durante el tiempo que dure la suscripción, cuentan con los mismos servicios que si tuvieran un coche propio, como puede ser reparaciones, mantenimiento, seguros.

A través de Link&Co, Volvo pone a disposición de sus consumidores un modelo a medio camino entre la compra y el coche compartido. Gracias a un botón de conectividad que tienen incorporados los vehículos de esta firma y una aplicación, puede ser compartido entre distintos propietarios, que podrán disponer de este tipo de automóviles durante un solo mes.

Europa ha sido la localización escogida para dar a conocer los vehículos de Lynk&Co. Concretamente, la marca sueca espera empezar con este nuevo modelo de negocio en Ámsterdam a partir de  2020. Tras ello, espera abrir otras tiendas en Barcelona, Berlín, Bruselas y Londres.

Además, quiere abrir una serie de concesionarios "flotantes". Este nuevo tipo de establecimiento irá cambiando de localización frecuentemente entre las ciudades europeas más importantes.

Los vehículos de esta marca comenzarán a fabricarse en 2019 en la fábrica que Volvo tiene en Gante (Bélgica). Según ha declarado la propia compañía, los primeros serán híbridos, pero su intención es hacer que su flota de automóviles sea eléctrica.

Desde 2010 Volvo es propiedad de Geely. Este fabricante de vehículos se encuentra a la cabeza de las compañías chinas de su sector en Occidente. Además, el año pasado obtuvo el 8,2% de Volvo Trucks. En febrero de este año se hizo con el 9,7% de Daimler, convirtiéndose así en el máximo accionista de la empresa alemana.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir