Anunciantes

Walmart, PepsiCo y General Motors (entre otros) se suman al "boicot" publicitario a Google

Malas noticias para Google. El boicot publicitario que parece haberse iniciado por los grandes anunciantes contra el gigante de las búsquedas suma nuevos nombres a sus filas.

Un movimiento que se iniciaba tras las informaciones publicadas por The Wall Street Journal sobre la publicidad de los vídeos de YouTube. La cabecera ponía de manifiesto la aparición de algunos anuncios en contenidos inadecuados de carácter racista o relacionados con extremismos religiosos.

Hecho que ha llevado a marcas como General Motors, Walmart, PepsiCo y FX Networks a unirse a otros gigantes como Johnson & Johnson, Verizon y AT&T. Todas están de acuerdo en que han tomado la decisión ante la falta de seguridad que les genera en estos momentos la publicidad en la plataforma de vídeo de Google.

The Association of National Advertisers (ANA) emitía el pasado viernes 24 de marzo un comunicado en el que apoyaba la decisión tomada por varios de sus miembros. “Sus preocupaciones por el bienestar de sus marcas es racional”, recoge.

“Todos los socios y los medios de comunicación deben comprender que, por encima de todos los objetivos, la protección de la marca debe permanecer por encima de todos los demás”, añade el comunicado.

Algunas de estas marcas se han pronunciado sobre esta situación. Una de ellas ha sido General Motors mediante la emisión de un comunicado. En este dejan claro que suspenden “todos sus anuncios orientados en YouTube hasta que Google pueda adherirse a nuestros estándares de marca”.

En el caso de FX Networks indican que la retirada de su publicidad se ha producido después de que uno de sus anuncios apareciese en un vídeo de contenido cuestionable.

El contenido con el que se nos está asociando es atroz y completamente alejado de nuestros valores de marca. Hemos pedido a Google que rectifique esta situación de inmediato. Hasta que se solucione, hemos iniciado el proceso para eliminar todos los anuncios (menos en search) de Google)”, declara tajantemente Walmart en otro comunicado.

Una respuesta muy similar ha sido la emitida por PepsiCo. Desde la compañía muestran su preocupación ante el hecho de que algunos de sus anuncios hayan aparecido junto a contenidos que fomentan el odio o son ofensivos.

La situación no es buena para Google. Pero lo cierto es que parece que la espantada de anunciantes no le está causando grandes daños (al menos de momento). Las acciones de Alphabet, empresa matriz, redujeron su valor alrededor de un 4% la pasada semana, reportando una caída de menos de 0,4% el fatídico y citado viernes.

¿Conseguirá Google recuperar la confianza de estos gigantes?

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir