Anunciantes

Windows 8 funciona, pero no logró curar los males de Microsoft durante el último trimestre del año

Después de Apple, ayer le tocó a Microsoft el turno de presentar sus resultados trimestrales. Los beneficios de la empresa de Redmond durante el cuarto trimestre de 2012 cayeron hasta los 6.400 millones de dólares (alrededor de 4.800 millones de euros), y eso a pesar de que el nuevo sistema operativo Windows 8 llenó las arcas de Microsoft durante los últimos meses. Se trata de un retroceso del 3,7% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Microsoft atribuye el retroceso en sus ganancias a las débiles ventas de la videoconsola Xbox. Entre octubre y diciembre de 2012, el gigante del software facturó 21.500 millones de dólares, un 2,7% más que con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los analistas habían previsto peores cifras que las presentadas ayer por Microsoft. Y es que la división de Office de Microsoft no atraviesa por su mejor momento y a ello hay que añadir los gastos de marketing asociados al lanzamiento en todo el mundo del nuevo sistema operativo Windows 8. Eso sí, el nuevo Windows 8 está siendo todo un bálsamo para las cuentas de Microsoft. De él se han vendido ya 60 millones de unidades, algo que no logró impresionar demasiado, sin embargo, a los inversores, pues las acciones de la empresa de software cayeron un 1%.

A principios de esta semana Microsoft saltaba a los titulares por tener supuestamente planes para entrar en el capital de la debilitada empresa informática Dell con una inversión de hasta 3.000 dólares. Aun así, ni Microsoft ni Dell se han pronunciado oficialmente sobre estas informaciones.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir