líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Cómo afectarán los periódicos online de pago a los anunciantes?

La caída de los medios impresos y el aumento del consumo de contenidos online han hecho que muchos editores busquen la forma de recuperar esos beneficios a través de la publicidad digital. Entre 2009 y 2010 la audiencia de periódicos online creció un 17%, mientras que la de los impresos cayó un 5%, según los datos de Pew Research Center.

Además, los altos precios de los paquetes publicitarios tradicionales, en comparación con los digitales, y el aumento de las redes de publicidad online y las plataformas de intercambio y de venta de espacios a bajo coste, ha llevado a los diarios más tradicionales a replantearse sus modelos para recuperar los ingresos a través de sistemas de suscripción.

No hay duda de que un diario reconocido como The New York Times logrará reunir un buen número de usuarios que paguen por el acceso a sus noticias, pero diversos estudios han revelado que los medios que se decanten por modelos “freemium” van a tener problemas para mantenerse. Además, los datos indican que los usuarios tienen diferentes expectativas del coste de las noticias online, en función de su capacidad para encontrar y confiar en los contenidos gratuitos.

Según Pew Research Center, sólo un 18% de los usuarios en Estados Unidos ha pagado por contenidos informativos online. Una cifra similar a la que ofrece Harris Interactive, y que afirma que el 19% de los usuarios estaría dispuesto a pagar por este tipo de contenidos. Una oposición que supone un reto importante para los editores, pero que también afectará a la publicidad, la principal fuente de ingresos de los periódicos, ya que la reacción del público ante los nuevos hábitos de consumo de noticias puede afectar a los productos publicitarios y a los niveles de impresiones.

Según Paul Verna, analista de eMarketer, el cambio en el modelo de The New York Times tendrá impacto, pero implicará, de ningún modo, el final de la publicidad en este diario. Para Katelyn Watson, directora de marketing en internet de Shutterfly, el sistema de suscripción “abre oportunidades a los anunciantes, por ejemplo, pueden patrocinar el acceso a la página con un coste en función de la participación. Esto se convierte en una experiencia de marca más fuerte y participativa que el banner tradicional”.

Watson considera que este nuevo modelo aporta nuevas oportunidades porque “conoces a la gente que está pagando la suscripción, y es posible que tengas acceso a datos que te cuenten más sobre ellos. La calidad de los productos detrás del modelo de suscripción y el precio que un anunciante está dispuesto a pagar es mejor debido a esto”, afirmó.

Aunque también hay que tener en cuenta que “si un consumidor está pagando por contenido premium y cree que la información se está utilizando para bombardearle con anuncios, esto empeorará la situación, sobretodo entre aquellos usuarios reticentes a pagar”, afirmó Verna.

 

Liz Taylor: adiós a la primera celebrity en tener su propia marca de perfumeAnteriorSigueinteFacebook prueba un formato de anuncios basados en los estados y los comentarios en el muro

Noticias recomendadas