Medios

¿Cómo debería ser nuestra televisión en 2012?

“Los social media han pavimentado un nuevo camino online y ese camino es la participación y la importancia de ofrecer un gran servicio al consumidor. Las compañías de toda forma y tamaño ahora tienen su futuro en sus propias manos”, aseguró Jason Sadler, de IWearYourShirt. Y es que las empresas televisivas tienen que tener en cuenta que el nuevo entorno social ha hecho que los consumidores se registren para que les lancen acciones de marketing.

Si el boca a boca siempre ha sido una herramienta de marketing muy poderosa, ahora se puede medir. Las compañías se enfrentan cara a cara a los consumidores, que hablarán sobre sus programas favoritos y los recomendarán a sus redes de amigos y conocidos. La audiencia tiene más poder que nunca y ya no está sólo donde los grandes directivos de las cadenas de televisión les dicen que tienen que estar.

“Esta comunidad no se va a construir a sí misma siguiendo el modelo de audiencias. La gente ahora se muere por interacciones personalizadas y quiere sentir que puede marcar la diferencia. Una audiencia estará ahí para celebrar tu lanzamiento pero, ¿lo difundirá entre todos sus amigos? ¿Seguirá volviendo a ver qué es lo que está por venir?”, comentó Sadler para Forbes, y es que la comunidad, en este nuevo entorno, es la clave.

Si se entiende a la audiencia como comunidad y a los medios como políticos, podría decirse que en esta nueva realidad los consumidores tienen la capacidad de votarles o no. Y es que, ¿cuáles son los requisitos que debería cumplir la televisión el año que viene?

1. La televisión tiene que ofrecer recompensas
Si un usuario recomienda un programa y permite que se rastree su actividad en torno a él, debería agradecérsele esta acción. Algunas iniciativas como GetGlue, Miso o IntoNow ya han empezado a desarrollar proyectos de esta naturaleza ofreciendo lo que el espectador quiere conseguir, como descuentos, descargas, material extra o chats en directo.

2. La televisión tiene que ser a la carta
Las compañías de televisión digital y por cable todavía no están ofreciendo televisión a la carta y, por ahora, quien lidera esta carrera es Xbox. Y es que los usuarios quieren ver las películas y los capítulos de sus series favoritas que quieran y cuando quieran. Si esto no ocurre, pronto los contratos de televisión por cable y digital empezarán por anularse y los consumidores se decantarán por otro tipo de servicios.

3. La televisión no debería aprovecharse de los consumidores
¿Por qué un espectador iba a pagar por ver un contenido cuando en algunas páginas lo puede encontrar de forma gratuita? Como asegura Michael Humphrey, deberían dejar que sigan apareciendo este tipo de iniciativas ilícitas para llevar a las grandes compañías de streaming a ofrecer los programas gratis y, sino, las compañías de cable deberían coger el relevo y hacer lo propio.

4. La televisión debería ser la misma en todas las pantallas
Si puedes ver un programa a través de una videoconsola, ¿para qué sentarte delante de la pantalla del ordenador? Estos contenidos se ofrecen a través del módem o la red WiFi y si desde el teléfono, la televisión, la tableta o el ordenador se puede acceder a esos contenidos online, deberían poder también consumirse todos los programas.

5. La televisión no debería perseguir al espectador
La televisión no debería estar analizando a los espectadores hasta el punto en que aterroriza a los consumidores. Los consumidores ya saben bastante acerca de la privacidad gracias a Facebook, y probablemente no quieran repetir algunas experiencias desagradables también a través de la televisión. Por ello, los ajustes de privacidad deberían ser bastante relajados y ser el propio espectador quien decida hasta qué punto quiere que su televisión sepa sobre él.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir