Medios

¿Deberían retransmitirse los partidos de más audiencia a horas más tempranas?

El presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y de ARHOE ha manifestado hoy que los partidos de fútbol y los espectáculos deberían emitirse con anterioridad a las 22.00 horas. Anoche se celebró el partido de la Selección Española de fútbol contra Liechtenstein. Este encuentro sirvió para que nuestra selección se clasificara directamente para el Europeo y desde la Comisión Nacional felicitan al entrenador y a todos los jugadores de “la Roja” por ello.

Sin embargo, los responsables de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles quieren denunciar públicamente algo por lo que desde la entidad se lleva luchando desde hace ocho años, y es que los partidos de máxima audiencia e interés general, así como cualquier tipo de espectáculo que se celebre y que al día siguiente sea laborable, se emita en un horario más adecuado, pues el encuentro que se retransmitió por una televisión pública, TVE, comenzó a las 22.00 y finalizó a las 24.00 horas.

Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y de ARHOE, asegura: “Creemos que las televisiones, en especial aquellas que pagamos todos, deberían respetar los horarios de los ciudadanos, y más en espectáculos de interés general como pueden ser los partidos de “la Roja”, que mueven a tantos millones de españoles. Comenzar un partido a las 22.00 horas y sobre todo en un día de diario y que al día siguiente sea laborable, tan sólo conlleva a disminuir las horas de descanso”.

Desde la Comisión Nacional consideran que estas emisiones, que finalizan a horas tardías, tan sólo aumentan el grado de estrés, de cansancio, de siniestralidad o de absentismo laboral, y afectan a la productividad de los trabajadores que a la mañana siguiente tienen que acudir a sus puestos de trabajo sin haber descansado el tiempo necesario, unas 8 horas diarias. Por eso hacen un llamamiento a los medios de comunicación en general, y a TVE en particular, para que “estudien el adelanto de este tipo de emisiones, porque en el fondo nos perjudican a todos”, tal y como asegura Buqueras.

Por unos horarios más racionales

La necesidad de unos horarios racionales tiene como objetivos prioritarios: conciliar nuestra vida personal, familiar y laboral; aumentar la productividad; apoyar el rendimiento escolar; favorecer la igualdad; disminuir la siniestralidad; facilitar la globalización; mejorar nuestra calidad de vida; cuidar y mantener hábitos saludables; dormir el tiempo suficiente, y, en definitiva, dar mayor valor al tiempo. Según Buqueras, “todo esto pasa, ineludiblemente, por racionalizar nuestros horarios, para hacerlos convergentes con los países de economías más avanzadas”. La conciliación, la igualdad y la productividad deben ser tres objetivos importantes a desarrollar.

Nota de prensa.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir