Medios

¿FALLOS EN EL SISTEMA DE BIG BROTHER ALEMANIA?

No estaba previsto pero ocurrió. El domingo pasado fueron dos las personas que abandonaron el “Voyeurshow”, Gran Hermano. Una, Manuela, pagaba así su nominación y enfrentamiento al favorito de la nación, Zlatko, que había sido expulsado del concurso hace dos domingos. La otra que salía con ella era Kerstin, la pareja del “macho” Alexander. Ambos habían elevado con fuerza la audiencia del formato gracias a sus jueguecitos debajo de la manta de su cama. Cosa que ya no volverá a ocurrir.
Las razones de su despedida las explicaban al momento de salir, en un estudio cercano en el que cada domingo se entrevista a los participantes expulsados y a sus familiares:

“No aguantamos más los insultos diarios que con megáfonos y sin ellos nos lanzan al jardín de la casa o que se escuchan cada vez que íbamos al baño, los fans locales que ya han decidido sus favoritos y a los que caíamos bastante mal. Si Big Brother suponía aislarnos del mundo en una casa cerrada, no es comprensible que esto ocurra e influya negativamente sobre nosotras.” Tampoco parecían muy contentas con el nivel que ha alcanzado la comuna en la casa. “Muchas risas, mucha superficialidad. No va conmigo.”
“No me importa dejar a Alex”, decía Kerstin. Nos los tomamos como unas vacaciones y en Junio, cuando finalice el programa, nos reuniremos para disfrutarlo. Pero esta vez en total intimidad y sin cámaras. El batacazo que daba al programa y en vivo fue duro. La moderadora no se lo creía: “¿tan mal lo pasan en la casa de Big Brother? Eso también debió de pensar el partido político CDU que pidió la inmediata prohibición del programa….

Pero la rotura de la comuna de Gran Hermano en dos grupos totalmente opuestos ha producido la histeria entre los fans alemanes. Más de 10.000 cartas almacena ya el director de RTL2, Josef Andorfer. Unos 6.000 fans (apenas mayores de 25) se acercaron a la casa, situada en la ciudad de Colonia, donde también se encuentra radicada la emisora RTL2, para recoger el día de su expulsión al nuevo heroe Zlatko, quien en pocas semanas se ha convertido de un “parado despistadillo” al “tonto de la nación con estatus de culto”. En Alemania un caos así produce automáticamente una “invitación” para una “entrevista de crisis” con la policía local y el departamento de orden del ayuntamiento…. Así fue.

Los expertos en medios no saben bien como explicar este nuevo fenómeno de culto y basura que se ha independizado. Incluso las multinacionales como Nestlé, que boycoteaban el polémico psicoshow, ya lo utilizan para alcanzar con sus spots una audiencia masiva. Lo que está claro es que las cuentas le están saliendo a sus productores. El show que con tanta habilidad han sabido venderle a la nación está siendo más espectacular aún de lo imaginado. El Gran Hermano produce un Gran revuelo. Según comentan desde el Instituto alemán para la juventud y la televisión, “entre los chicos se ha vuelto una obligación de grupo seguir el programa”. Han nacido docenas de páginas en Internet sobre los inquilinos de la serie, muchas de ellas venden productos paralelamente al merchandising oficial. (www.zlatko-thebrain.de , www.alexjolig.de , www.despina.de , www.pig-brother.de ) Según muchos las acciones mas divertidas no ocurren en la casa, sino en Internet. Allí los fans montan sus propias historias con fotos de la serie, coleccionan las citas más absurdas de los participantes, se meten con dureza con los mismos, hackean accesos de cámaras exclusivos.

Mientras tanto en España la cosa arranca “suave” con varios participantes que prefieren cambiarse sin quitarse la ropa o ducharse con bañador (!) Eso si, hay “mejor rollo” que en Alemania, mucha diversión y también griterío e incomprensión acústica para el espectador. Pero, ¿quién les va a decir en España que si gritan todos a la vez el espectador en casa no entiende mucho…? Al fin y al cabo, esto no es Alemania.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir