Medios

¿Le tienen miedo los proveedores de contenidos a la Apple TV?

La industria de la televisión ha avanzado mucho en los últimos 20 años. Realmente se ha realizado un gran trabajo para llegar a donde está hoy en día. En una situación difícil en la que internet es un gran medio de entrega de contenidos, los consumidores quieren ver sus programas a la carta, en cualquier momento y en cualquier lugar en el que se encuentren. Mientras, ahora que han adoptado internet como un vehículo de distribución, se han dado cuenta de que los consumidores quieren un control total de esta distribución. Sin embargo, el medio reparte sus contenidos entre los socios que confían, para mantener una cierta apariencia de control que pueda maximizar su potencial de ganancias y mantener a sus clientes dentro de la gran red tanto tiempo como puedan.

Así el mundo de los contenidos digitales se está dando cuenta de que, si bien la TV era la que mandaba en el mundo de los medios, ahora no es más que otro canal entre los miles que los consumidores pueden elegir para la visualización de contenido de vídeo. El mundo de la tecnología necesitará nuevos socios de distribución que no quieran tanta toma de control.

Por su parte, Apple está intentando llegar a acuerdos con la industria audiovisual para sus iniciativas con la Apple TV. Ellos se resisten a llegar a un acuerdo, ya que alegan que la manzana pide mucho a los proveedores de contenidos sin pagar casi nada a cambio, como hicieron con la industria de la música, en la que la marca paga una cuota mínima a los artistas. Apple podría convertirse en una de las empresas de distribución de vídeo más poderosas y esto podría ser muy doloroso para ellos. La razón es simplemente económica.

Aunque no sabemos exactamente lo que Apple está haciendo en esta área de distribución de vídeo, sin embargo, por su historia podemos obtener algunas pistas. Por ejemplo, desde que se introdujo inicialmente el iPod y la tienda iTunes, han vendido más de 350 millones de dispositivos iOS. Se puede esperar, por la experiencia, que la Apple TV, cualquiera que sea la forma que adopte, será elegante, fácil de usar e incluso revolucionaria en la forma de utilizar sus servicios a través del dispositivo.

Los proveedores de contenido no deberían ver el peligro en Apple, deberían verlo como un compañero en el que poder apoyarse para obtener grandes beneficios, y no sólo monetarios. Apple va a convertirse en una de las redes de distribución de vídeo más poderosas de la historia con una base de clientes ya existente y que crece continuamente. Han vendido 50 millones de iPads hasta el momento y van a vender, por lo menos, otros 50 millones este año, convirtiendo a cada uno de ellos en una "Apple TV". Los proveedores de contenidos tienen que ver que los días de control de la distribución en el medio digital se han ido y que el nuevo vehículo de distribución de Apple será una forma rápida para hacer llegar el contenido a las masas, adaptándose a nuevos modelos de negocio para tomar ventaja en esta nueva demanda: en cualquier momento, en cualquier lugar y con cualquier dispositivo.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir