Medios

¿Por qué los muros de pago de los periódicos sí funcionan?

¿Por qué los muros de pago de los periódicos sí funcionan?Medios y editoriales están teniendo serias dificultades para monetizar todos sus contenidos online. Y desde luego no reciben ninguna pista de las escuelas de periodismo, aquellas que se supone que están preparando a los futuros profesionales que harán que el periodismo siga vivo.

La mayor parte de los consumidores son conscientes de que cuesta dinero hacer el contenido de los periódicos. Y cuando estos contenidos se distribuyen online siguen costando dinero. Nadie lo sabe mejor que un periodista, pero muchos de estos profesionales se han convertido en firmes defensores de los contenidos gratuitos hasta el punto de animar, y enseñar, a los estudiantes a evitar los muros de pago.

Pero esta concepción de que pagar por acceder a información online es algo negativo puede tener sus efectos no deseados. Y es que, cuando una amplia mayoría considera que el acceso a la información online debe ser gratis, ¿cómo se puede entender la necesidad de un medio local para la estabilidad de una comunidad? ¿Y dónde nació este colapso ético? ¿Cuándo empezó a gente a pensar que robar noticias era algo aceptable, especialmente cuando su plan de futuro es precisamente dedicarse al periodismo?

Hay quien dice que fueron los periódicos los primeros en empezar a cavar su tumba. A partir de 1996 toda la información que se creaba para medios impresos se ha regalado a través de un modelo de negocio apoyado por completo en la publicidad, pero el modelo sólo se sostuvo hasta 2006, cuando llegó a su cima: 64.000 millones de dólares. Desde entonces sólo se han visto caídas en los ingresos digitales y tradicionales mientras que se han adoptado medidas radicales que tratan de preservar la industria.

Pero la llamada de emergencia la hizo el New York Times cuando lanzó un sistema de suscripción de pago online que, aunque no ha terminado por completo con el acceso gratuito a la información, sí muestra los pasos que debería tomar la industria si pretende sobrevivir en el futuro. El resultado es que actualmente un 25% de los periódicos de Estados Unidos ya monetizan sus contenidos a través de algún sistema de pago. Y aunque muchos todavía prefieren los contenidos gratuitos o buscar cualquier truco para no pagar por ellos, los medios no pueden controlar la ética de sus lectores, pero sí la tecnología.

Un modelo de éxito también puede ser Piano Media, un sistema eslovaco que se lanzó en 2011 y que permite a los medios publicar contenidos premium a través de un sistema de pago similar al de la televisión por satélite. Con un precio de suscripción muy bajo, los suscriptores pueden acceder a todo lo que está en el sistema. El resultado es que el público fue receptivo, el sistema funcionó y en muy poco tiempo se expandió a Eslovenia y Polonia.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir