Medios

2017: El año en el que morirá la radio FM en Noruega

radioEn los últimos tiempos, los nuevos formatos digitales han comenzado a desplazar a la radio en Frecuencia Modulada (FM). Cada vez menos oyentes y menos anunciantes emplean este medio que antaño gozara de una posición privilegiada, junto a la prensa escrita y la televisión.

A raíz del descenso en programas, canales y oyentes, Noruega ha tomado la decisión de cesar la radio en FM la próxima semana. Así, el país escandinavo se convertirá en la primera nación que adoptará esta controvertida decisión. Y lo hace no exento de críticas.

Tanto las formaciones políticas noruegas conservadoras como algunos colectivos del país señalan que Noruega no está preparada para semejante cambio. Principalmente argumentan el papel de este medio en alertas de carretera, pues unos dos millones de automóviles circulan por las vías noruegas sin receptores de radio digital, apunta El Economista.

De hecho, una encuesta del diario Dagbladet señala que cerca de dos tercios de la población del país se opone a la medida gubernamental. Frente a ellos, un 17% se declara a favor del cese, mientras que la porción restante no tiene una sólida opinión al respecto.

Ahora bien, resulta innegable el hecho de que la desaparición de la radio mira de lleno al futuro. Las emisiones digitales a través de DAB (Digital Audio Broadcasting) son más y más frecuentes. Y las nuevas plataformas como Spotify o Apple Music están relegando a un segundo plano a los programas musicales de la radio.

No en vano otros países europeos están considerando asimismo la decisión de Noruega mientras atienden expectantes al desenlace de la misma. Suiza, Dinamarca y Reino Unido planean llevar a cabo medidas similares de cara a los próximos años. Este último, sin embargo, pretende postergar la decisión hasta que el número de oyentes de radio digital alcance el 50%. Aunque los responsables de la radio en Reino Unido señalan que tal requisito podría darse a finales de este año.

¿Cuál es la situación en España?

Ante la decisión adoptada por Noruega y las tentativas que comienzan a vislumbrarse en otros de nuestros vecinos europeos, es inevitable que nos hagamos una pregunta: ¿Puede suceder lo mismo en España?

Lo primero que tenemos que hacer es analizar la situación de la radio digital en nuestro país. El avance del DAB más allá de Noruega se está produciendo de forma bastante lenta en el viejo continente.

En el caso de España, y tal y como señalan fuentes del sector radiofónico en dircomfidnecial.com, “no hay principio ni hay fin para el procesos de digitalización terrestre de la radio”. Contábamos con un plan técnico para su implantación pero el paso de los años lo ha ralentizado todo.

La red comenzó a desplegarse en 2002 y en apenas 24 meses ya se ofrecía cobertura a la mitad de la población. El problema es que la velocidad del desarrollo técnico no ha sido paralela a la acogida por parte del consumidor.

El problema: ausencia de una fecha límite

¿El motivo? El oyente no encuentra o no termina de entender cuáles son las ventajas que le ofrece el sistema DAB frente a la radio en FM tradicional. Expertos en la materia explican que durante años se ha estado emitiendo la señala en DAB pero no cuentan con oyentes y el ROI publicitario no termina de cuajar.

No dudan en señalar a la falta de una fecha límite para el apagón analógico como el principal responsable de esta situación. Mientras no se determine por parte del Gobierno, los oyentes continuarán escuchando la FM.

Ahora el reto que se plantea es la renovación tecnológica para la implantación de este sistema. Un claro ejemplo lo encontramos en los coches donde consumimos mucha radio y, por norma general, no suelen estar equipados con receptores DAB+.

¿Qué implicaciones legales tiene el sistema DAB+?

Un sistema sobre el que aún no se ha legislado en España y no se ha cambiado el estándar de DAB a DAB+.

“Todo apunta a que cuando se legisle cada programa en DAB pasará a ser un programa en DAB+. Y como la capacidad espectral excedente que se obtiene gracias al cambio de estándar permite multiplicar por tres el número de programas manteniendo la actual calidad subjetiva de audio, se podrían lanzar -al menos- 48 nuevos productos en DAB+”, explica a través de su blog Javier Sánchez, presidente del Programa Estratégico sobre Plataformas de Radio Digital de la UER.

“En un escenario de implantación y desarrollo del DAB+, sería razonable sacar a concurso todos esos nuevos programas excepto los que se reservasen para nuevas emisiones de RNE exclusivas en DAB+”, concluye.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir