Medios de comunicación

No todo son malas noticias en torno a la televisión.

Los 3 "problemones" (con solución) a los que se enfrenta actualmente la televisión

Pese a los retos a los que se enfrenta desde múltiples frentes, la televisión lineal no ha dicho ni mucho menos la última palabra y está muy lejos de estirar la pata.

television

Autora de la imagen: Alaina Johnson

Es evidente que la televisión, otrora ungida de manera absolutamente indiscutible con el título de "reina de los medios", no atraviesa quizás por su mejor momento.

Los continuos embistes a la que la someten Netflix y compañía amenazan con dejarla compuesta y sin relevancia, en particular entre los millennials y los centennials (muchos de los cuales han "desenchufado" ya la televisión lineal).

En torno a la industria televisiva revolotea actualmente toda una plétora de desafíos. Jürgen Reichart, CEO del gigante mediático europeo RTL en Alemania, ha desgranado hoy los retos más importantes durante su intervención en el congreso Deutscher Medienkongress, que ha arrancado este miércoles en Frankfurt:

1. La televisión lineal pierde cuota de mercado y espectadores cada año

A juicio de Reichart es que evidente que la demanda de contenido en formato vídeo (ajena a un momento específico y a la ubicación del espectador) ha pegado notablemente el estirón en los últimos tiempos (como también lo ha hecho la disposición del usuario a pagar).

El vídeo gana en importancia a ojos de cada vez más espectadores y ello hace necesariamente forzosa la coexistencia del streaming y de la televisión de toda la vida.

Hoy por hoy tiene, por ejemplo, todo el sentido del mundo que los partidos de la Champions se emitan a través de la televisión lineal (donde sus carísimos derechos merecen la pena hasta el último céntimo, asegura Reichart).

Pero las cadenas de televisión no deben dormirse en los laureles (los laureles del fútbol y de unos cuantos y exitosos "reality shows") y deben esforzarse también por ganar músculo en el universo del vídeo en streaming.

2. En el mercado del vídeo en streaming la televisión debe hacer frente a durísimos oponentes como Netflix y Apple

Pese al creciente poderío de Netflix, Apple, Disney y otros players que se desenvuelven en la galaxia del vídeo en streaming, la televisión sigue gozando de una arrebatadora fuerza (100% única): que siempre será una ventana a la que asomarse al mundo (para que el espectador pueda comparar su propia vida con la de las demás).

Los "reality shows" crean, por ejemplo, vínculos extraordinariamente fuertes con el espectador, que termina reflejándose en ellos como un espejo. "No puedo imaginar que Netflix compita algún día con un género que mantiene pegado al espectador hasta 4 horas frente al televisor", puntualiza Reichart.

Además, el éxito de determinados formatos televisivos obedece a olas que van y vienen. "¿Qué pasará cuando la ficción deje de ser tan excitante?", no puede evitar preguntarse el CEO de RTL.

3. Los anunciantes están enamorados hasta el tuétano de Google y Facebook (y no son críticos con estas dos plataformas)

Si tantos anunciantes han aceptado (sin rechistar) refugiarse en los brazos de Google y Facebook, es porque disponen en realidad de muy pocas alternativas, argumente Reichart.

Razón de más para que RTL esté involucrado actualmente en una de esas alternativas: la iniciativa de "addressable TV" D-Force.

Por otra parte, Reichart ha querido recordar a los anunciantes que, si quieren proteger adecuadamente sus marcas (en nombre del sacrosanto "brand safety"), deberían quizás apalancar la mirada (más de lo que lo hacen habitualmente) en la televisión lineal.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir