Medios

4 tendencias que marcan (online y offline) el esplendoroso presente las series de TV

4 tendencias que marcan (online y offline) el esplendoroso presente las series de TVLas series de televisión viven desde hace unos años una refulgente edad dorada. Aupadas por Netflix y otras plataformas de vídeo en streaming (y también por las cadenas de TV de toda la vida), las series se han convertido en los últimos años en el contenido que más sabroso sabe al paladar del exigente televidente.

Está claro que las series de televisión viven actualmente un momento muy dulce. Pero, ¿qué tendencias son las que marcan con más fuerza su esplendoroso presente? Si hacemos caso de la feria audiovisual MIPTV, que se celebra actualmente en Cannes (Francia), estas son las tendencias que más alto y fuerte se escuchan hoy por hoy en el panorama televisivo (offline y online) cuando hay series de por medio:

1. La diversidad

Las series estadounidenses de crímenes (esas que tan bien funcionaban hace unos años) no son ya las reinas indiscutibles de la pequeña pantalla y eso deja espacio para nuevas ideas, que no son necesariamente “made in Hollywood”.

Un ejemplo de la diversidad (geográfica y temática) que reina actualmente en la industria televisiva es, por ejemplo, Clique, una producción de la BBC, que se presenta a priori como la típica serie estudiantil y que termina revelándose como un poderoso psicodrama.

También interesante es otro proyecto, venido en esta ocasión de Suecia y bautizado con el nombre de Veni, vidi, vici. ¿Su mayor reclamo? Que su trama gira en torno a la industria cinematográfica del porno.

Más ejemplos de lo fascinantemente diversa que es actualmente la producción internacional de series es Jailers, un drama brasileño protagonizado por un vigilante de prisiones. Y también Better than us, una serie rusa que explora un tema de candente actualidad: la inteligencia artificial (y su capacidad para desarrollar sentimientos).

3. Las coproducciones (cada vez más ambiciosas)

Las series televisivas son cada vez más ambiciosas y a medida que crecen sus ambiciones, crecen también sus costes. Razón de más para que cada vez más series sean fruto de la cooperación entre varios partners.

Buen ejemplo de ello es la serie alemana Babylon Berlin, que ambientada en el año 2029, es fruto de los esfuerzos de Sky, X Film Creative Pool, ARD Degeto, y Beta Film.

3. Los elevadísimos costes de producción

Que las series (también las alumbradas en la vieja Europa) son cada vez más caras lo demuestra la producción británica Gap Year. Esta serie, que formará parte de la parrilla de la cadena británica E4, narra las peripecias de un pequeño grupo de jóvenes que deciden viajar por Asia y es dueña de opulentas y llamativas imágenes (que denotan su elevadísimo coste).

4. Los rostros del cine se mudan a la televisión

Esta tendencia poco o nada tiene de nueva, pero la mudanza de estrellas del cine a la pequeña pantalla es cada vez más notoria. ¿Un ejemplo? La serie Riviera, en la que Julia Stiles (conocida por películas como La sonrisa de Mona Lisa o la saga cinematográfica Bourne) se mete en la piel de una viuda que hace todo lo posible y lo imposible para averiguar qué se esconde detrás de la muerte de su marido.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir