Medios

Hasta 50 marcas huyen de la televisión americana tras el escándalo sexual de Bill O’Reilly

Hasta 50 marcas huyen de la televisión americana tras el escándalo sexual de Bill O’ReillyLa imagen de marca es hoy en día una de las preocupaciones principales de las compañías. La cada vez mayor transparencia que ofrece la red deja al aire todas las vergüenzas (en el caso de que las haya) de las marcas y precisamente por este motivo, la mayoría apuestan por asegurar que su reputación se mantenga intacta.

Sin embargo, esta tarea no siempre está en sus manos y el ejemplo lo encontramos en los acontecimientos de las últimas semanas.

Primero conocíamos la retirada de publicidad de numerosas marcas de YouTube al descubrir que sus anuncios aparecían al lado de contenidos racistas o terroristas.

Ahora encontramos un nuevo caso en el que las marcas, sin comerlo ni beberlo, son las perjudicadas.

Y esta vez no se trata del para muchos inseguro medio digital sino de la tradicional y consolidada televisión. El diario The New York Times destapaba varias acusaciones de acoso sexual contra uno de los conductores más famosos de la televisión estadounidense, Bill O’Reilly.

Al parecer, el presentador de 67 años, habría no solo acosado sexualmente a varias compañeras de Fox News utilizando su poder para obtener favores sexuales sino también habría comprado el silencio de cinco víctimas por 13 millones de dólares.

Con casi 4 millones de espectadores de media, “The O’Reilly Factor” es uno de los espacios estrella para los anunciantes. Sin embargo, tras conocerse la denuncia, al menos 50 marcas han retirado su publicidad del programa.

Así, un alto ejecutivo de una de las más grandes agencias de medios asegura en Adweek que al menos 10 marcas de su agencia han abandonado el programa y muchas otras han pedido no comprar espacios en él ni en otros contenidos relacionados con O’Reilly.

“No tiene sentido para ninguna marca permanecer en el programa”, explica, “para las marcas nacionales es un gran problema”.

Un media buyer de otra agencia señala que el número de anunciantes que opten por marcharse del programa aumentará previsiblemente mientras la noticia siga ocupando páginas en los medios pero que, ni será algo permanente, ni supondrá la retirada de la publicidad de otros programas de Fox News.

Ante la preocupación de los anunciantes, el director de publicidad de la cadena hacía público en un comunicado que las compras de espacios publicitarios de sus clientes se están reorientando a otros espacios.

Entre las marcas que han decidido dejar de vincularse con el nombre del presentador se encuentran los fabricantes de coches Subaru, BMW, Hyundai, Mitsubishi y Lexus; las firmas del sector de la salud GlaxoSmithKline, Sanofi, Advil, y Bayer y otras como Wayfair, Orkin, T. Rowe Price, Allstate o Esurance.

Una de las primeras en reaccionar a la polémica ha sido Mercedes-Benz que además ha querido explicar su decisión asegurando que las acusaciones son “molestas dada la importancia de las mujeres en cada aspecto de nuestro negocio, no creemos que este sea un buen entorno en el que publicitar nuestros productos ahora mismo”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir