Medios

El geoblocking baja el telón, pero sólo a medias

Adiós (a medias) al engorroso geoblocking para disfrutar del vídeo en streaming

El geoblocking continuará echando sus zarpas en tierras europeas sobre los contenidos audiovisuales de mediatecas y "livestreamings" de cadenas de TV.

geoblockingA partir del próximo 1 de abril los abonados a Netflix, Amazon Prime Video y otros servicios (no gratuitos) de vídeo en streaming podrán acceder sin ningún tipo de cortapisa a esta plataforma cuando viajen al extranjero dentro de la Unión Europea. El nuevo reglamento de portabilidad de la Unión Europea lo hará posible.

Esta noticia, que hará probablemente botar de alegría a los fans del streaming, esconde, sin embargo, un as bajo la manga y ese as es de todo menos positivo.

Mientras que los consumidores podrán disfrutar libremente de Netflix y compañía en sus viajes al extranjero dentro de la Unión Europea, las mediatecas y los “livestreamings” de las cadenas de televisión continuarán en su mayor parte encadenados al geoblocking.

Ese geoblocking que tanto hace de rabiar a quienes desean disfrutar sin cortapisas de contenidos audiovisuales dentro del que se presupone que es un mercado único iba a ser hecho trizas (más o menos) por un reglamento propuesto en su día por la Comisión Europea.

El propósito de ese reglamento (bautizado con el nombre de OnlineCabSat) no era otro que mejorar el acceso a las mediatecas y los “livestreams” de cadenas de televisión dentro de las fronteras de la Unión Europea.

Sin embargo, el reglamento OnlineCabSat se toparía más tarde de bruces con el frontal rechazo del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo. Detrás de ese rechazo estarían las presiones ejercidas por la industria cinematográfica, que habría visto peligrar las ventas de licencias (efectuadas actualmente de manera individual en cada país) si hubiera entrado finalmente en vigor el reglamento OnlineCabSat.

Aun sí, y teniendo en cuenta que dos terceras partes de los jóvenes europeos ven series y películas a través de internet, algunas asociaciones de consumidores (entre ellas la alemana VZBV) reclaman a la Eurocámara y los estados miembros que velen por una mejor (y más justa) difusión de los contenidos audiovisuales en el viejo continente. Y recuerdan que los contenidos digitales son hoy por hoy los únicos que están sujetos a limitaciones dentro del mercado único.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir