Medios

Alemania quiere atar en corto a las "fake news" con un centro especial de defensa

fake-newsLa victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales celebradas el pasado mes de noviembre el otro del charco cayó como un auténtico jarro de agua fría en la cancillería alemana liderada por Angela Merkel.

¿Es posible que una campaña de desinformación orquestada supuestamente por Rusia en la red de redes haya llevado a un político de la calaña de Trump a la Casa Blanca?

Desde que Trump se proclamara vencedor en las urnas el ejecutivo alemán lleva dándole vueltas a esta peliaguda pregunta. En vista el sorprendente triunfo de Trump, Alemania, que tiene en 2017 una cita con las urnas, no puede evitar preguntarse si las “fake news”, las mismas que habrían servido de trampolín a la presidencia al magnate estadounidense, podrían manipular de alguna manera el resultado de los comicios que están a la vuelta de la esquina.

Por esta razón, y anticipándose al papel (negativo) que las noticias falsas podrían jugar en las próximas elecciones germanas, el Ministerio del Interior, al frente del cual está Thomas de Maizière (CDU), sopesa la creación de un “Centro de Defensa contra la Desinformación”.

Y este centro formaría parte, según la información que obra en poder de Spiegel, de la oficina de prensa del Gobierno alemán.

En el documento relativo a la fundación de un “Centro de Defensa contra la Desinformación” al que ha tenido acceso Spiegel, el Ministerio del Interior pone el acento en dos grupos de población (los alemanes de origen ruso y los teutones de origen turco) para subrayar que hay que reforzar de alguna manera su “formación política” con el objetivo de evitar que sean víctimas de la desinformación.

El Ministerio del Interior propone además en ese documento la formulación de unas reglas básicas de cara a la campaña electoral que se avecina y la instauración de medidas para plantar cara a los “bots” en las redes sociales y a las “fake news”.

“La aceptación de las reglas del juego de la nueva era de la postverdad significaría la capitulación de la política”, señala el Ministerio del Interior en su escrito.

La propuesta del Ministerio del Interior no está exenta de controversia. Hay quienes temen que la nueva batería de normas que tiene en el horno este ministerio ponga en peligro la libertad de expresión. Es el caso de Bernhard Rohleder, director de la asociación alemana de economía digital Biktom, a quien le espanta la posibilidad de que el “Centro de Defensa contra la Desinformación” del Ministerio del Interior se convierta en una suerte de “monstruo de la censura”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir