Medios

Por qué apostar por el prime time en televisión es un error absoluto

prime timeLa aparición de las nuevas tecnologías y sobre todo de los servicios en streaming como Netflix han relegado a la televisión a un segundo (o tercer) lugar en la vida y el tiempo de los espectadores para preocupación de las cadenas que ven como sus ingresos por publicidad caen.

En los últimos tiempos en nuestro país, las medidas y leyes sobre la regulación publicitaria no han estado exentas de polémica y en más de una ocasión los grandes grupos han sido multados por las autoridades audiovisuales por sobrepasar el límite de minutos publicitarios permitidos.

Aunque puede que pronto las cosas cambien gracias a una nueva propuesta de la Comisión Europea que se basa en pasar de 12 minutos de publicidad por hora, que son el 20% del tiempo de programación, al 20% de publicidad repartida como las cadenas deseen entre las 7 de la mañana y las 11 de la noche.

Sin embargo, esto podría no ser del todo conveniente, sobre todo para los marketeros. Y es que, la caída de la restricción supondrá que todos los anunciantes querrán mostrarse ante el público durante el prime time mientras que el resto de franjas horarias estarán menos saturadas.

Aunque el mundo online apremia, la televisión sigue siendo el formato display más efectivo para lograr awareness de marca en los consumidores.

Es por ello que cuantos más anuncios sean mostrados, menos efectividad tendrá cada uno de ellos. Aumentar la cantidad de anuncios solo conseguirá disminuir el valor publicitario para los anunciantes.

Por ello, es necesario reflexionar sobre la necesidad de no aburrir e irritar al consumidor con un bombardeo publicitario en las franjas de más audiencia o le estarán dando una razón más para migrar a la pequeña pantalla pero, esta vez, quizá para no volver.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir