Medios de comunicación

El COVID-19 obligará a cambiar los hábitos de comportamiento

Así cambiará el mundo tras el coronavirus

El mundo está cambiando con la crisis sanitaria que nos rodea y estas modificaciones seguirán en un futuro, afectando tanto a empresas como particulares, en todos los sectores y comportamientos que hasta ahora conocemos.

Futuro coronavirus

Del terror que enfundaba en una pequeña región de China como era Wuhan, el coronavirus ha pasado a ser objeto de conversación en todo el mundo y la principal causa de mortalidad en muchos países. La pandemia ha llegado para quedarse, y no sabemos cuanto tiempo espera permanecer en nuestras vidas. Empresas y particulares son los encargados de gestionar el impacto directo del COVID-19, ya sea en su vida personal o profesional.

La solidaridad está caracterizando estos días en los que no sabemos muy bien cómo actuar, a qué temer exactamente o qué hacer para salir de esta crisis y que el impacto sea el menor posible. Una situación de incertidumbre que representa ya nuestra realidad. Lo único que sabemos con certeza es que de esta no salimos sin cambios, pues ya se están notando, tanto en las marcas como en el consumidor. La nueva realidad tendrá forma una vez acabada la crisis sanitaria y habrá cambios fundamentales que deberemos tener en cuenta. Para Edelman, estos cambios se pueden resumir en 12 puntos:

1. El trabajo en remoto demuestra su viabilidad: El teletrabajo se está empezando a normalizar y esto hará que las empresas se den cuenta del beneficio que atrae y empiecen a replantearse la oficina como un lugar para construir una cultura de equipo y desarrollar una profunda y práctica colaboración. De este modo, las empresas podrían volverse más receptivas a la contratación de empleados que no vivan cerca de las oficinas y obligará a las compañías a encontrar nuevas fórmulas para demostrar que apoyan el estilo de vida a distancia.

2. Las empresas en el punto de mira: Según el Trust Barometer sobre el Coronavius, 8 de los 10 países encuestados han manifestado que la empresa estaba mejor preparada para luchar contra el virus que el gobierno. Esto significa que los trabajadores ahora esperan que las empresas actúen al respecto.

3. La educación va más allá de la escuela: La educación se ha quedado paralizada ante esta pandemia que ha cerrado sus centros educativos. Los estudiantes han tenido que pasar a aprender de forma online y los padres han tenido que agenciarse el rol de profesores. Esto podría hacer que el aprendizaje online se normalice y dé lugar a una mayor flexibilidad sobre cómo y cuándo las personas aprenden.

4. Adiós al minimalismo, hola al "Castling": El diseño de los hogares se puede ver modificado también a causa de la situación que vivimos. El minimalismo puede ir perdiendo peso según comienzan a “fortificar” las personas a sus hogares para intentar cubrir todas y cada una de sus necesidades.

5. Inversión de la "Realidad Virtual" y la realidad "real": Con esta crisis nos hemos visto obligados a utilizar la tecnología en todos sus formatos, lo cual podría actuar en que, cuando finalice la pandemia, las actividades experimentales comiencen a ocurrir en espacios virtuales a través de este tipo de tecnologías, como la realidad virtual o el 5G.

6. Viajes "seguros" y de poco contacto: El sector del turismo también se verá afectado a causa de la pandemia. Sus modificaciones tendrán que seguir de forma paralela el cambio de concepto en las personas, quienes empezarán a priorizar la higiene y el saneamiento. La industria hotelera reafirmará su fuerza frente a otras alternativas como Airbnb y las vacaciones empezarán a cambiar su tendencia hacia actividades al aire libre, como la acampada o el esquí, que permiten descansar y disfrutar de las vacaciones sin tener contacto con otros viajeros.

7. La sociedad equiparará la salud con la riqueza: El bienestar y el comportamiento de prevención se cimientan como indicadores de la posición social, por lo que el coronavirus aumentará la correlación entre los ingresos y el estado de salud.

8. El énfasis en la sanidad cambiará el negocio de la salud y traerá nuevas amenazas: La medicina a distancia será la prioridad en lo que a las visitas de médico se refiere. Desde ahora, se esperar una mayor conciencia sobre los problemas de salud mental, además de un aumento de la demanda de estos servicios.

9. Aumento de la confianza en los expertos médicos: El sector de la medicina volverá a recuperar la confianza que habían ido perdiendo. El Trust Barometer muestra que ahora los científicos y los médicos son personas en las que más se confía para responder eficazmente a la crisis, seguidos de las autoridades sanitarias nacionales, las mundiales y las locales.

10. Los populismos han llegado para quedarse: El coronavirus ha reabierto el debate de la inmigración y la interdependencia en el mundo que nos rodea. Dos preocupaciones que abarcan en la mente de muchas personas de este mundo y que podrían dar lugar a nuevos discursos populistas y al afianzamiento de los ya existentes.

11. El COVID-19 forzará decisiones incómodas sobre comportamientos ecológicos: El consumidor seguirá priorizando entornos desinfectados, pero con más ímpetu. Tanto empresas como usuarios pueden enfrentarse a una mayor confusión sobre las opciones relacionadas con los productos desechables, como los plásticos de un solo uso o como las bolsas de plástico.

12. Peligro para el sector del retail: Este sector dará un paso de gigante hacia el comercio electrónico, incluso en aquellos productos y empresas que hasta ahora se estaban resistiendo. Esto ocurrirá porque el hecho de probar determinados productos en tiendas, como el maquillaje, puede resultar peligroso a percepción de las personas. Además, los restaurantes también acelerarán su camino hacia un modelo basado en las entregas a domicilio, dando paso a "cocinas fantasmas".

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir