Medios

Reuters, pionera en la automatización del periodismo

Así funciona la "redacción cibernética" de Reuters

Reuters es la agencia de noticias pionera en la utilización de la inteligencia artificial para automatizar el periodismo. Así es como funciona su "redacción cibernética".

ReutersLa histórica agencia de noticias Reuters está construyendo lo que se denomina “redacción cibernética”. La organización, que cuenta con 166 años de historia a sus espaldas, es la pionera global en la utilización de la inteligencia artificial en una redacción de noticias y ha creado dos grandes programas. El primero permite obtener noticias de última hora utilizando los comentarios en las redes sociales. El segundo, descubrir historias económicas utilizando algoritmos para explotar los ingentes datos financieros.

Pero Reuters ha hallado una significativa deficiencia. “Las máquinas escriben malas historias”, como señala Reginald Chua, executive editor for editorial operations de Reuters. La redacción cibernética se desarrolla como una operación híbrida, en la que los robots realizan crecientes cantidades de trabajo de filtrado de datos, mientras que las personas reales se encargan de componer los artículos.

“Donde los humanos traen un valor increíble y es muy complicado reemplazarlos a corto plazo, es a la hora de juzgar lo que tiene interés periodístico y cómo las audiencias cambian sus intereses”, señala Chua desde las oficinas de Reuters en Nueva York, según TheDrum.com. “Los humanos pueden hablar con la gente y entender el contexto y el matiz y, por supuesto, son storytellers y extienden su trabajo periodístico a contar historias y conectar con la gente”.

Este hecho, que puede suponer un alivio para sus 2.500 periodistas, no disminuye su emoción sobre el periodismo automatizado. “Las máquinas pueden profundizar en muchos datos, la generación de lenguaje está mejorando cada día y las historias pueden ser mejor definidas para el público”, señala Chua.

En el periodismo financiero de Reuters, el robot ya está escribiendo toda la historia. “Lo hacemos todo de forma automatizada, donde automatizamos los titulares y las historias cortas. Lo hacemos sobre todo por el interés por la rapidez donde hay cosas que los humanos no pueden hacer”. Estos artículos creados por ordenador suelen tratar de datos económicos que deben ser enviados de forma inmediata a los clientes de la agencia. “Tenemos una audiencia financiera que espera tener esos números en menos de un segundo, trabajamos con rangos de milisegundos”.

Lo más preocupante para los periodistas es que, según Chua, en algunas historias sencillas los lectores prefieren las historias escritas por máquinas que las escritas por humanos. Pero generalmente esto no es así. “No tratamos de elegir entre los dos. Para nosotros el problema es sencillo, ¿quién lo hace mejor?“. Y, lo mejor, sería la unión de máquinas y humanos. En Reuters, el robot se encarga básicamente del papel de investigador, un asistente editorial con coocimiento especializado, confiable y sin tendencia a quejarse.

La inteligencia artificial y las breaking news

El programa Reuters News Tracer ha sido diseñado para tamizar las redes sociales e indicar las noticias de última hora, desde catástrofes naturales hasta ataques terroristas. Chua y su equipo señalan que este sistema les ofrece a los periodistas un periodo de tiempo entre ocho minutos y una hora para ser los primeros en ofrecer una gran noticia, dependiendo del tipo de incidente.

Entre otros sucesos en los que Reuters se aventajó a la competencia gracias a su News Tracer se encuentran el asesinato del alcalde belga Aldren Gadenne o el asesinato de un diplomático pakistaní en Afganistán el pasado noviembre.

En el mundo occidental, Twitter es la red social en la que Tracer más se focaliza. “Si estás parado en la esquina de una calle y ves una bomba, tu primer instinto no es ir a Facebook, sino hacer una foto y tuitear. Twitter es el lugar donde se filtran las noticias”.

Además, Tracer está preparado para medir tanto la notoriedad como la credibilidad de las fuentes mediante la coincidencia de grupos geográficos de referencias a un incidente con menciones por cuentas verificadas. Es algo complicado en un mar lleno de propaganda y falsedades. Pero esperar demasiado tiempo para la confirmación puede ser contraproducente, pues Tracer puede filtrar cosas interesantes.

Robots escribiendo oraciones

El nuevo programa Lynx Insight tiene el potencial de marcar el cambio verdadero en el periodismo automatizado. Los robots pueden tener dificultades a la hora de tener una prosa evocadora, pero este programa utiliza un software de generación de lenguaje que crea oraciones estructuradas en plantillas preparadas con información estadística relevante recolectada e insertada por un algorimo. El periodismo simplemente los introduce en su artículo, una herramienta valiosa que convierte el trabajo en más veloz.

Lynx Insight explora una gran colección de datos, revelando patrones atípicos o cualquier dato interesante sobre una compañía de la que se está informando. Reuters lo está utilizando ahora mismo para apoyar a sus periodistas económicos, pero Chua cree que se puede extender a otras áreas, especialmente deporte y política. “En el futuro, ¿quién sabe qué datos estarán disponibles? Como especie, estamos siendo inundados con datos de todo tipo”.

“Estamos apostando por que el futuro de la automatización en la redacción se base menos en utilizar robots para escribir historias que en utilizarlos para extraer datos, encontrar ideas y mostrárselas a los periodistas“, señala Chua. La idea es “conectar las ventajas que tenemos como redacción y como desarrollador de tecnología para crear un sistema que ayude a nuestros periodistas a mejorar”.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir