Medios

Kyle Cooper, creador de los créditos iniciales de "The Walking Dead"

Así trabaja el hombre que logra enamorarle de las series "al primer título de crédito"

Cooper considera que es esencial presentar un poco la trama de la serie para que se pueda entender con más facilidad el argumento

series

Kyle Cooper es el autor de las cabeceras de aclamadas series como The Walking Dead, American Horror Story y Elementary. Suyos son también los títulos de crédito de la película Seven. Su extraordinario arte con las cabeceras de filmes y series le ha valido a Cooper ser galardonado con el premio Vision Award del Festival de Locarno en su 71ª edición.

Cooper ha explicado a El País que no le hace gracia ni mucho menos el botón que sale en la esquina inferior derecha de la pantalla en algunas plataformas como Netflix para que el usuario pueda saltarse los títulos iniciales de las series de televisión.

Desde que era niño a Coooper le gustaba ver esos créditos iniciales, ya que suponían el comienzo de su momento predilecto del día: ver su serie favorita. Durante su niñez fueron Nanny y el profesor o las aventuras de Wild Wild West.

Lo de hacer de los títulos de crédito una profesión se le ocurrió a Cooper mientras que estaba viendo los créditos de La zona muerta (1983) y entendió que podía aunar sus dos pasiones: el diseño con el cine y la televisión.

A juicio de Cooper, no es posible acortar los créditos de las películas, ya que considera que son “parte fundamental del relato”. Por eso, mientras estaba trabajando en la película de Seven, se dio cuenta de que faltaba una presentación del asesino antes de entrar en la trama. Se lo propuso a David Fincher, director de la película y la propuesta de marras supuso un punto de inflexión para su carrera.

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pulse aquí

Cooper ha explicado a El País que cuando coincidió en el festival de Sitges con Terry Gilliam le comentó que le gustaría trabajar algún día con él. Gilliam le respondió que jamás le llamaría porque se vería obligado a mantener el nivel de los créditos en toda la película. Paradójicamente a Cooper no le molestó esta respuesta. Es más, “me siento halagado con estas cosas”, pero tiene el firme convencimiento de que si los créditos destacan más que la película, su trabajo en realidad habrá fracasado.

Si no puede visualizar correctamente el vídeo pulse aquí

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir