Medios

Aumenta la presión desde Europa para poner coto a las noticias falsas

noticiasVivimos saturados de información. En las redes sociales, en las aplicaciones de mensajería, en los portales digitales. La vida de los usuarios de hoy en día es un bombardeo constante de datos. ¿El problema? Que las noticias que nos llegan no son siempre veraces.

Ahí entra en juego el dilema de las noticias falsas, o “fake news”. Un problema que afecta a todos pues los usuarios de hoy día no distinguen lo real de la mentira en infinidad de ocasiones y las redes sociales se están tornando el caldo de cultivo idóneo para que las informaciones falsas se propaguen viralmente.

La cuestión de las “fake news” comienza, además, a tomar un cariz político. En Estados Unidos fueron la clave para llevar a Trump a la Casa Blanca. Y Merkel no duda en que tales noticias podrían afectar a las próximas elecciones alemanas. Para adelantarse a los acontecimientos, Alemania está poniendo en marcha a nivel nacional un Centro especial de Defensa contra la Desinformación.

La máxima autoridad europea, Jean-Claude Juncker, se ha sumado a la lista de voces que demandan medidas oportunas al respecto. En una entrevista al medio Funke, declaró que desde la Comisión se “controlará con rigor cómo se implementan”.

A ojos de Juncker, los periodistas no deberían alarmarse ante la nueva medida. “Es algo que va en su propio interés porque la credibilidad es su activo más importante” prosiguió en sus declaraciones.

También el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, remarcó recientemente la importancia de tomar una actitud proactiva frente al problema. “Los legisladores deben actuar, no solo a nivel nacional, sino europeo” expuso recientemente, según se hizo eco El Mundo.

Hasta entonces, la posibilidad de frenar este virus de la era 2.0 queda en manos de las tecnológicas. Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft firmaron a mediados de año un código de conducta de la Comisión Europea que refleja su compromiso por frenar mensajes xenófobos, racistas, o que fomenten cualquier tipo de odio.

La red de Zuckerberg ya ha comenzado a poner en práctica las medidas preventivas de este tipo de desinformación. Anunció semanas atrás nuevas opciones de “fast checking”, para que la propia comunidad señalara las noticias falsas, junto a un equipo de expertos que velarían por la veracidad de los contenidos en la red. Y algunos medios también han tomado cartas en el asunto, como The Washington Post con la extensión que detecta tuits falsos del presidente electo de Estados Unidos. 

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir