líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La BBC divisa en el horizonte un porvenir 100% online

La BBC se desenchufa de la TV tradicional para apostar por un futuro 100% online

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La BBC se está preparando para decir adiós a las emisiones en su vertiente más tradicional para metamorfosearse en un servicio 100% online en el transcurso de la próxima década.

La BBC, el emblemático servicio público de radio y televisión de Reino Unido, se está preparando para decir adiós a las emisiones en su vertiente más tradicional para metamorfosearse en un servicio 100% online en el transcurso de la próxima década. Así lo ha anunciado Tim Davie, director general de la BBC.

«Imagina un mundo basado única y exclusivamente en internet, donde la televisión y la radio tradicional puedan ser desconectadas y las opciones de elegir sean infinitas», explica Davie. «Un apagón de la televisión y la radio tradicional es algo que pasará y debería pasar con el tiempo, por lo que deberíamos prepararnos para ello», enfatiza el director general de la BBC.

Si bien Davie asegura que la BBC sigue comprometida con las emisiones de naturaleza lineal, advierte que los británicos deberían prepararse para el cierre de un buen número de canales de televisión y emisoras de radio en la década de 2030. «A la larga esto se traducirá en menos servicios lineales y una oferta online más personalizada», indica Davie.

El futuro que Davie divisa en el horizonte implicará «aglutinar todos los servicios de BBC en una única oferta», posiblemente mediante una app que amalgame programas de televisión, noticias de actualidad y material de corte educacional. Ello podría significar en último término la muerte de marcas como BBC One o BBC Radio 4, aunque los programas que se abren paso actualmente en estos canales continuarán emitiéndose online.

Hacia un nuevo modelo de financiación para la BBC

Davie admite en todo caso que existe el riesgo de que la BBC se convierta en otro proveedor más de contenido online en un mercado ya de por sí masificado renunciando a la televisión y la radio de naturaleza lineal, pero enfatiza que hay que correr ese riesgo. «Mudarse a los canales digitales no es un desafío en sí mismo, lo que es un reto es mudarse a los canales digitales sin perder a la mayor parte de tu audiencia y quemando innecesariamente millones de libras», apostilla.

Si bien los canales de televisión y las emisoras de la radio de la BBC continúan llegando a decenas de millones británicos cada mes, casi todas sus filiales han perdido audiencia en sus emisiones en directo. Por esta razón, Davie ha anunciado ya su intención de mover servicios como CBBC y BBC Four íntegramente a la red de redes, y el mismo camino seguirán en los próximos años otros canales de televisión y emisoras de radio.

Aunque las audiencias de la BBC son todavía muy altas entre las personas mayores, los espectadores de la BBC One tienen una edad media de 60 años y los más jóvenes parecen completamente desconectados de este canal.

Para la BBC será un desafío de primer orden llegar a los millones de británicos (a menudo mayores, con escasos recursos económicos y anclados en zonas rurales) que no disponen de una buena conexión a internet y que no podrían beneficiarse, por ende, de un servicio 100% online.

En cuanto a la desaparición en 2027 de la tasa que financiaba hasta ahora la BBC, Davie dice estar abierto a otros modelos para la financiación del servicio público y solicita en todo caso al Gobierno más recursos económicos y menos restricciones. La BBC vislumbra en el horizonte que, ante una eventual entrada del Partido Laborista en el Ejecutivo británico, el servicio público pueda ser agasajado con una financiación más generosa. Al fin y al cabo, durante los últimos doce años de administraciones conservadoras, la BBC ha sido víctima de múltiples recortes.

 

Coca-Cola estrena su propia serie navideña: tendrá tres capítulos y se podrá ver en Prime VideoAnteriorSigueinteAmazon se mira en el espejo de TikTok para lanzar un nuevo "feed" enfocado a las orgías consumistas

Contenido patrocinado