Medios

BERTELSMANN ENTRA EN NÚMEROS ROJOS

El gigante de los medios europeo Bertelsmann ha sufrido pérdidas de 333 millones de euros durante el primer semestre de 2009; durante el mismo periodo del año anterior el grupo consiguió ganancias por 372 millones de euros.

Ante esta situación, la cúpula del grupo, en cuya cúspide se sienta el presidente Hartmut Ostrowski, va a emprender medidas de ahorro. Ya la semana pasada Gerhard Zeiler, consejero delegado de la gallina de los huevos de oro del grupo Bertelsmann, el grupo RTL, anunció haber conseguido recortar el gasto en 200 millones de euros. El objetivo de Bertelsmann es ahorrar 900 millones de euros en 2009.

Para alcanzar este objetivo de ahorro, la rama de servicios de impresión Arvato tendrá que reducir 250 millones de euros; la editorial Gruner + Jahr, 200 millones y Direct Group, especializado en marketing directo, otros 50 millones.

Los resultados obtenidos durante el primer semestre del año no han permitido salvar los ahorros conseguidos. Ostrowski cuenta con que los efectos de la estrategia de ahorro se harán más visibles durante la segunda mitad del año. La facturación ha descendido un 6,8% y se ha quedado en 7.200 millones de euros. El resultado operativo se eleva a 475 millones de euros.

Las filiales que peores resultados han dado han sido G + J, que pierde en torno a la mitad de su resultado operativo (55 millones durante el primer semestre). RTL ha sufrido un descenso del 28,5% en su resultado operativo y se queda en 353 millones. En cambio, Arvato ha estabilizado la facturación del grupo con una facturación de 2.243 millones de euros y un resultado operativo de 103 millones de euros, un millón más que en todo 2008.

Random House y Direct Group van hacia atrás. La editorial Random House ha facturado 734 millones de euros pero pierde en torno a una tercera parte de su resultado operativo, en torno a 20 millones de euros. Direct Group aumenta sus pérdidas operativas de 3 a 10 millones de euros. Su facturación solo ha alcanzado 581 millones de euros.

Si bien los réditos de facturación han mejorado, del 3,3% del primer trimestre al 9,8% del segundo, las deudas financieras del grupo han aumentado hasta 6.834 millones de euros. En esta situación, el campo de acción respecto a inversiones estratégicas que le queda al grupo es muy exiguo y se ha reducido 50 millones para quedarse en 381 millones de euros. En 2010, el grupo tendrá que reembolsar préstamos por 800 millones de euros.

Bertelsmann considera que tanto la facturación como el resultado operativo van a seguir empeorando. La mayor prioridad del grupo, según Ostrowski, es “estabilizar el negocio con el que ya contamos, mejorar la liquidez y asegurar resultados”.

El programa de ahorro de costes también se ha cobrado numerosas cabezas. Durante 2009, el grupo ha despedido a unas 3.700 personas y ahora cuenta con una plantilla de 103.452 empleados.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir