Medios

El "binge-watching" no es cosa de "freaks", es lo normal (para todos los televidentes)

bingeLo de darse “atracones” de series frente al televisor o el ordenador era un hábito asociado hasta hace no mucho al universo “freak”. Sin embargo, el denominado “binge-watching” es ahora una costumbre “mainstream” que afecta ya a la mayor parte de los telespectadores.

Según un reciente estudio de la empresa de investigación de mercados GfK MRI, casi tres cuartas partes de los televidentes confiesa ver habitualmente tres o más episodios seguidos de un programa de televisión.

Y lo que incurren en semejantes “comilonas” televisivas recurren a todo tipo de fórmulas para hacerlo, desde el streaming al vídeo bajo demanda, pasando por los clásicos maratones televisivos.

Una cuarta de los televidentes entrevistados en su informe por GfK MRI dice arrojarse a veces en los brazos del “binge-watching”, el 18% lo hace con frecuencia, y otro 18% la mayor parte de las veces.

Pese a la costumbre de Netflix de estrenar de golpe todos los capítulos de sus series (y fomentar así los “atracones” televisivos), lo cierto es que sólo el 22% de los “binge-watchers” tiene mayoritariamente la vista puesta en los shows de las plataformas de vídeo en streaming.

El 41% de los telespectadores asegura que las series no vistas con anterioridad ocupan la mayor parte del tiempo que dedican al “binge-watching”. Sólo el 35% se decanta, en cambio, por viejas series de las que ya disfrutó en su día.

Pese a que el “binge-watching” es un hábito que raya en algunos casos con la adicción, lo cierto es que el 73% de los “binge-watchers” no tiene sentimientos de culpa y tilda , de hecho, de positiva la costumbre de darse “atracones” televisivos.

El 48% de los “binge-watchers” asegura que las “panzadas” televisivas le permiten estar al día en lo que a contenidos televisivos se refiere.

Por edades, los millennials son los “binge-watchers” más prolíficos. El 53% reconoce que el tiempo dedicado al “binge-watching” es más del doble que el tiempo asignado a la tradicional televisión lineal.

Los servicios de streaming (66%) representan la fórmula favorita de los “binge-watchers” para dar rienda suelta a sus atracones televisivos. No obstante, el 22% se decanta asimismo por los shows grabados con dispositivos DVR y el 19% por los maratones televisivos de toda la vida.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir