líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Adiós al "boom" de las series estadounidenses?

El "boom" de las series estadounidenses se desinfla y deja atrás la época de vacas gordas

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En 2023 vieron la luz en Estados Unidos 481 series de ficción, un 24% menos que durante el año precedente, según un informe de Ampere.

El otrora pujante mercado de las series estadounidenses ha dejado definitivamente atrás sus mejores días y el «boom» parece estar desinflándose de manera irremediable. De acuerdo con un reciente informe de la empresa de análisis Ampere, en 2023 vieron la luz en Estados Unidos 481 series de ficción. Se trata de una cifra que, aunque abultada, contrasta con los datos de 2022, cuando salieron del cascarón 633 series allende los mares. Hablamos, por ende, de un prolapso de nada más y nada menos que un 24%.

En 2023 el número de series producidas y lanzadas en Estados Unidos fue incluso más bajo que en 2020, el infame año del coronavirus. Al debilitamiento del mercado de las series en Estados Unidos habrían contribuido la saturación del mercado y las huelgas de actores y guionistas que tuvieron lugar el año pasado allende los mares.

Cabe, no obstante, hacer notar que el censo anual de series de televisión de FX Research (subsidiaria de Disney), que es citado a menudo para tomar el pulso a la salud del mercado televisivo en Estados Unidos, no está aún disponible. En 2022 ese censo anual contabilizó 599 series, más del doble que hace diez años.

«El fin del ‘boom’ de las series estadounidenses era solo cuestión de tiempo, el factor decisivo ahora es qué queda realmente de ese ‘boom'», explica Timo Gößler, profesor de guion de la Escuela Universitaria de Cine Konrad Wolf de Babelsberg, en declaraciones a la agencia dpa.

Según Gößler, el «boom» de las series estadounidenses se tradujo en su día en una mayor variedad de géneros y enfoques narrativos, en personajes menos convencionales, en argumentos más audaces y en nuevas perspectivas. Y a ello ha terminado acostumbrándose la audiencia en el transcurso de los últimos años. «Mi esperanza que es que la calidad, la complejidad y la relevancia terminarán prevaleciendo en un mercado cada vez más competitivo y menos presto simultáneamente a la experimentación y al lanzamiento de ingentes cantidades de nuevos títulos», asevera.

Las plataformas de vídeo en streaming han cambiado de estrategia: ya no quieren hacer lanzamientos masivos de nuevas series

La edad de oro de las series estadounidenses acabó teniendo un impacto de primerísimo orden en todo el mercado a escala global. De acuerdo con los datos manejados por FX Research, en 2012 se estrenaron 288 series en Estados Unidos, de las cuales apenas 15 se abrieron paso en las plataformas de vídeo en streaming (que estaban por aquel entonces en un estado más bien embrionario). El auge del streaming comenzó en realidad a despegar en 2013 con títulos como House of Cards en Netflix.

Desde que a Netflix se unieran en el cada vez más concurrido mercado del streaming Prime Video, Disney+, Apple TV+, Paramount+ y otros «players», los expertos hablan de «guerra» en este ámbito de actividad, una guerra que se ha traducido a menudo en una producción desmesurada de series.

John Landgraf, presidente de FX Networks, acuñó en su día el concepto de «peak TV» para describir el «boom» de las series en Estados Unidos y predijo precisamente el año pasado (mucho antes de las huelgas de guionistas y actores) un cambio de rumbo en esta tendencia.

La amalgama de los paros de guionistas y actores y el distanciamiento de la sobreproducción de contenidos imperante en los últimos años habría coadyuvado al declive del mercado de las series estadounidenses. Los expertos de Ampere hablan de un conspicuo cambio de estrategia por parte de las plataformas de vídeo en streaming y las cadenas de televisión. En 2023 los servicios SVOD lanzaron 77 títulos menos, mientras que del vientre de los canales tradicionales de televisión emergieron 55 producciones menos.

En 2023 un buen número de producciones se paralizaron como consecuencia de la huelga de guionistas y actores. Se aplazó, por ejemplo, la filmación de la quinta y última temporada de Stranger Things, que se estrenará más tarde de lo inicialmente esperado. El fin de la huelga no espoleará, no obstante, el número de producciones en Estados Unidos. En 2023 Netflix lanzó, sin ir más lejos, apenas 68 series de origen estadounidense, frente a las 107 que estrenó en 2022.

La descentralización y la internacionalización del mercado televisivo estarían contribuyendo al declive de las series estadounidenses, que hace unos años dominaban de manera incontestable el mercado y hoy por hoy rivalizan con producciones venidas de todos los rincones del globo.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

La Fórmula 1 aterrizará en la capital española con el Gran Premio de Madrid: ¿qué marcas estarán?AnteriorSigueintePor qué las redes sociales de nueva hornada nacen ya con un pie en la tumba

Contenido patrocinado