líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cómo Google planea cambiar la forma en la que vemos la televisión

El directivo de Google, Eric Schmidt, instaba la semana pasada, en el Festival Internacional de Televisión de Edimburgo, a los organismos de radiodifusión en el Reino Unido a adoptar cambios por la forma en la que los espectadores ven la televisión, como habilitar retransmisiones por internet. Durante su conferencia, Schmidt ofreció una visión de cómo la televisión está cambiando e hizo una llamada a los radiodifusores que quieran trabajar con el gigante de las búsquedas en un futuro.

Cuando uno ve el vídeo de la conferencia, tiene la sensación de que es un manifiesto, no sólo en el camino de cómo van a ser las cosas, sino también en la forma en que deben ser. Hay una sensación de inevitabilidad de la misma. El mensaje para los radiodifusores, a la luz de esto, parece ser que se pueden subir a bordo  del cambio tecnológico o correr el riesgo de quedarse atrás.

«Usted ignora internet bajo su propio riesgo», dijo Schmidt a la audiencia. «Internet es fundamental para el futuro de la televisión por una sencilla razón: porque es lo que la gente quiere.» Para Schmidt, la gente quiere la experiencia que aporta internet, ya que permite cosas que la televisión tradicional no puede: «internet hace la televisión más personal, más participativa, más pertinente «.

El futuro de la elección
Mientras que la programación de televisión está limitada por el tiempo y el número de cadenas de televisión, internet ofrece la posibilidad de una cantidad casi infinita de contenidos para elegir. Y, dada la forma en la que los espectadores la demandan, cada vez es más importante centrarse en cómo se visualiza el contenido, a través de programas pregrabados en sus vídeos digitales, a través de selecciones de su proveedor de cable o por streaming en internet. Por ello es necesario que haya una manera de ordenar la oferta a través de las opciones de contenido .

Durante años, los medios han tratado de controlar en gran medida las opciones del espectador pero la gran cantidad de opciones de contenido requiere una nueva forma de ofrecerlo. Las recomendaciones personalizadas serán vitales para la forma en que los espectadores verán los vídeos en el futuro, y parece que Schmidt está de acuerdo con esto.

Así, a través de una combinación de algoritmos, las sugerencias podrían ser elaboradas individualmente para satisfacer sus intereses y necesidades. Cuanto más vea y comparta el espectador, más posibilidades tiene el sistema de aprender y mejor hará sus predicciones. Lo que sería como el canal de televisión perfecto: siempre emocionante, siempre actual, a veces casual y haciéndonos ver que vale la pena nuestro tiempo.

Schmidt citó el éxito de Netflix, que no tiene una gran cantidad de contenido nuevo y, sin embargo, ha sobrevivido y florecido incluso a través de un motor de recomendaciones sólidas. Según Schmidt, alrededor del 60% de las visitas a Netflix son el resultado de las recomendaciones personalizadas de Netflix, que muestran que el acercamiento a la programación de TV lineal puede no ser la mejor manera de llegar a las audiencias en el futuro.

El futuro de la interactividad
La televisión es, además, cada vez más social. Esto puede parecer un poco paradójico, pero al mismo tiempo que los espectadores están viendo que el contenido es más relevante para ellos, también están compartiendo lo que están viendo con los demás. Esta interactividad no está siendo impulsada por la pantalla del televisor en sí, sino a través de segundas pantallas que los espectadores están utilizando al mismo tiempo que ven la televisión.

Los espectadores entran en las redes sociales, usan sus portátiles y teléfonos móviles, comentan en los blogs y foros, e incluso chatean con amigos en tiempo real mientras ven la televisión. Schmidt señaló Google+ Hangouts (un vídeo chat en grupo) como un ejemplo de cómo los espectadores pueden interactuar socialmente, mientras ven el vídeo juntos. El mismo tipo de tecnología podría ser incorporada en futuras versiones de dispositivos de TV de Google, para ver vídeo en directo.

Mientras que los espectadores quieren claramente la interactividad social, también es bueno para las emisoras, dijo Schmidt. «Los hashtags ayudan a mejorar las calificaciones. Puede ser medida la participación del espectador, como un vehículo de respuesta inmediata, un canal para llegar a las personas fuera de los horarios de emisión. También puede proporcionar un gran incentivo para la observación en vivo».

El futuro de la medición
Los medios se pueden beneficiar no sólo de la forma en que internet permite a los espectadores descubrir e interactuar con el contenido, sino también de nuevas y enormes oportunidades de monetización. Esto incluye la venta directa a los espectadores a través de descargas digitales o la capacidad de vender anuncios de manera más rentable frente a los contenidos.

Hoy en día se destinan grandes cantidades de inversión publicitaria ante la primera emisión de un programa de televisión, en parte debido a que es más probable alcanzar a la audiencia global. Sin embargo, Schmidt afirma que no debe importar cuándo los espectadores ven un programa por primera vez. «Si es la primera vez que ve un programa, es la primera vez para usted, no importa cuántas veces se haya transmitido. Como la televisión se convierte en más personalizada, los modelos de anuncio deben ajustarse en consecuencia. »

Tenga en cuenta también que este cambio significa un cambio en la forma en que la eficacia de la visualización y la publicidad se miden. Nielsen, que proporciona la moneda de calificación que se utiliza para la venta de anuncios de televisión en EEUU, está invirtiendo fuertemente en la medición multipantalla, pero Schmidt dijo que Google está tratando de entender cómo medir la eficacia a través de plataformas múltiples también.

No hay duda de que la industria de la televisión se encuentra en medio de algunos cambios fundamentales en la forma en que los espectadores interactúan con los contenidos de vídeo. Y hay una gran oportunidad para los medios de utilizar las tecnologías de internet para permitir nuevas experiencias y llegar mejor a un público más comprometido.

Schmidt dio muchos ejemplos de cómo las industrias de contenidos lucharon frente al cambio durante el siglo pasado, la lucha de los periódicos con las emisoras de radio en la década de 1920 y 30 de Hollywood y el argumento de los organismos de radiodifusión de que tecnologías como el vídeo y TiVo destruirían sus negocios.

Por ello Schmidt afirmó que los organismos de radiodifusión deben ver la oportunidad y no el peligro que este cambio trae consigo. «La historia demuestra que de cara a las nuevas tecnologías, los que adaptan sus modelos de negocio no sólo sobreviven, sino que prosperar,» dijo Schmidt. Pero la forma en la que las empresas se adapten y cómo Google se ajuste a sus planes, sigue siendo en gran medida una cuestión abierta.

 

La "república solidaria" de Ikea: dona millones de euros a la ONUAnteriorSigueintePepsi lanza latas de tamaño mini en Reino Unido

Noticias recomendadas