Medios

Cómo la televisión del futuro va a cambiar las reglas del juego del marketing digital

La televisión está a punto de vivir uno de sus mayores cambios en años y está relacionado con internet. Parte del proceso de cambio viene directamente del marketing digital aunque hoy en día todo está relacionado con ROI, fragmentación, CTR o engagement.  Sólo el hecho de que la televisión es dueña de la mitad del presupuesto mundial en medios, es decir, medio billón de dólares que siguen siendo causa directa de muchas ventas.

Mientras en el marketing digital se intenta aprender a ajustar las sutilizas del comportamiento del consumidor en una página de web, comprender por qué ha hecho clic o no, las tabletas y los smartphones están modificando la manera en la que vemos la televisión. Se estima que el 25% de los consumidores accede a internet después de ver un anuncio de televisión. Sin mencionar que la mitad de los espectadores tiene otro aparato electrónico en las manos mientras ve la televisión. Al fin y al cabo el tema más comentado en las redes sociales es el contenido de la televisión con el correspondiente potencial para los anunciantes. El gran cambio se va a producir en la presentación del vídeo.  Google estima que el 40% del tráfico de internet es vídeo, algo que en los próximos dos años llegue al 91%.

En EE.UU. el 30% de los hogares ya dispone de internet en sus televisores de una u otra manera. La distinción entre televisión y online se está difuminando con la explosión del vídeo online, que por supuesto veremos a través del aparato principal de la casa.  Si el 19% de los usuarios de smartphones o tabletas busca contenidos relacionados con los anuncios en televisión, especialmente cupones y descuentos, es posible encontrar una serie de herramientas para la implicación del consumidor. Códigos QR, frecuencias reconocibles por aplicaciones pueden generar una respuesta como ya demostró Wieden  and Kennedy en su anuncio para el Honda Jazz. Estos “triggers” que activan el aparato secundario podrían incorporarse en forma de "metadatos" en cualquier contenido televisivo.

Pasar un teléfono frente a un televisor que genera una respuesta es la siguiente generación de rich-media. Combina imágenes entre dispositivos mientras que un medio masivo puede contener anuncios extremadamente personalizados y además iniciados por el usuario. No sólo eso sino que la oportunidad de hacerse con descuentos y cupones estarán en la palma de la mano. Lo mejor de todo es que ofrece estadísticas, engagement, creatividad y todo con la implicación y conocimiento del consumidor. La cara oscura de todo esto es que saldrá a la luz la calidad que realmente tiene la televisión, que durante los anuncios no estamos delante del aparato sino que hemos ido a por agua. Y con las nuevas herramientas los anunciantes comenzarán a pedir ROI.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir