Medios

Condé Nast cambia su política publicitaria eliminando el trato preferente a ciertas marcas

condenastUn gran cambio en la política publicitaria en la filial americana de la editorial internacional de revistas Condé Nast está teniendo lugar. La editorial a la cual pertenecen prestigiosas revistas de moda como Vogue, Glamour o Vanity Fair.

Un modelo publicitario un tanto arcaico se mantenía intacto en estas publicaciones, pero estos días parecen haber llegado a su fin. Hasta ahora, los anuncios de Revlon se situaban en las primeras páginas de las revistas de moda de esta editorial, seguidos de las campañas de Estée Lauder, L'Oréal y Procter & Gamble, según ha publicado AdAge.

Independientemente del gasto o número de impresiones contratadas, los cuatro anunciantes antes mencionados se situaban en las privilegiadas primeras páginas de las publicaciones, algo que causaba gran frustración entre el resto de anunciantes, llevando a que éstos no se esforzasen en inflar sus gastos destinados a publicitarse en estas revistas.

Los cambios propiciados por la era digital, la delicada situación económica que vive el papel y el aumento de la competencia están obligando a las publicaciones impresas a transformar sus modelos para sacar la mayor rentabilidad posible a la .

El modelo publicitario vigente hasta ahora centraba sus esfuerzos en mantener buenas relaciones con los anunciantes, sin fijarse demasiado en el dinero que estos reportaban. Este modelo, herencia de los tiempos de gloria del periodismo, no es válido en el nuevo ecosistema editorial, un mundo regido por la competencia y la eficiencia.

Condé Nast EE.UU. ya ha tomado conciencia de esta situación y por ello ha decidido cambiar su modelo, vendiendo los espacios publicitarios al mejor postor y eliminando el trato preferente a ciertas marcas, modelo que inhibía el gasto publicitario.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir