Medios

Condé Nast utilizará a sus periodistas para redactar su publicidad nativa

0_0_618_http---offlinehbpl.hbpl.co.uk-News-OMC-conde-nast-collage-1280-20130814123704243Condé Nast, el grupo editor de revistas tan famosas como Vogue o GQ ha anunciado que utilizará a su personal editorial para la redacción de los textos de los anuncios como parte de su nueva estrategia para la creación de contenidos de marca.

La idea parece que no ha gustado a todo el mundo por igual tal y como señala el crítico de medios de comunicación Jack Shafer que afirma que con esta decisión Condé Nast está poniendo en peligro su marca. “Mediante la mezcla de estas dos formas, el contenido editorial y la publicidad, Condé Nast está degradando la primera en beneficio de la segunda” ha asegurado.

“Esto podría no importar tanto en sus revistas de moda donde existe poca independencia editorial. Pero esta práctica no va a resultar tan beneficiosa para otras publicaciones como es el caso de Vanity Fair o The New Yorker así como otros títulos que nada tienen que ver con el mundo de la moda” señala el crítico.

Las reacciones no se han hecho esperar en Twitter tal y como muestran los siguientes tuits:

El número de publicaciones de Condé Nast que comienzan a sumarse a la creación de publicidad nativa está creciendo entre los que se incluyen publicaciones tradicionales como Hearst Magazines y Time Inc. o digitales como es el caso de Say Media y Rant Media.

Parece que nadie es inmune aunque son algunos los que se preguntan sí The New Yorker quedará exento de esta nueva iniciativa empresarial. “La gente que dirige Condé Nast confía en los editores de sus revistas para decidir que publican y cómo se relacionan con la rápida evolución del mundo tecnológico” afirma a través de un correo electrónico David Remnick, editor de la revista. Esto puede entenderse como una afirmación de que no veremos nada en The New Yorker que pudiese dañar su reputación.

“Los editores resultan brillantes en la producción de contenidos atractivos” explica Edward Menicheschi, CMO de Condé Nast y presidente del mismo. “Creemos que los espacios de contenidos de marca no tienen la calidad que la audiencia merece y sentimos que podemos hacerlo mejor”.

Pero lo cierto es que no resulta tan sencillo puesto que, por su naturaleza, los contenidos nativos complican un poco las cosas ya que se supone que estos deben imitar la apariencia de los contenidos editorial real. Sí los consumidores están entrenados para ignorar los banners, los anuncios nativos deben ser realmente atractivos para que los lectores puedan ser “engañados” por estos.

Tom Rosenstiel, director ejecutivo del American Press Institute explica que la iniciativa puesta en marcha por Condé Nast es algo muy novedoso señalando que los nombres de los periodistas que creen dichos contenidos para los anuncios nativos pueden figurar en los mismos dejando claro que lo más importante es cómo se comunica esto a los lectores ya que la transparencia es el pilar fundamental.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir