Medios de comunicación

Playboy dejará de imprimirse en Estados Unidos

El coronavirus da la puntilla a Playboy, que dejará de imprimirse en EE.UU. después de 66 años

La incertidumbre económica emanada del coronavirus ha forzado a Playboy a paralizar su impresión en Estados Unidos por primera vez en 66 años.

playboyPlayboy se ha convertido en la primera víctima del coronavirus en el ramo de las revistas impresas (ya de por sí bastante debilitado en los últimos tiempos). La legendaria publicación, fundada por Hugh Hefner a finales de 1953, acaba de anunciar que la incertidumbre económica provocada por el coronavirus allende los mares ha acabado por convertir en insostenible su impresión.

"La semana pasada, cuando los efectos de la pandemia del coronavirus en la producción de contenido y la cadena de suministros comenzaron a hacerse cada vez más palpables, nos vimos forzados a acelerar las discusiones que habíamos emprendido ya a nivel interno desde hace tiempo: la cuestión de cómo transformar nuestra revista impresa", explica Ben Kohn, CEO de Playboy Enterprise.

"Hemos decidido que nuestra edición de primavera, que aterrizará esta semana en los quioscos y estará asimismo disponible para su descarga digital, será el último número impreso del año en Estados Unidos", enfatiza Kohn.

En el futuro el lema de Playboy será "digital first". Aun así, Kohn asegura que la compañías volverá a editar números impresos el año que viene. La publicación de ediciones especiales sería, por ejemplo, algo perfectamente asumible para la compañía.

"Digital first", el nuevo grito de guerra de Playboy

"Los hábitos de consumo de medios han cambiado radicalmente en los últimos tiempos. Los contenidos que producimos y las obras de arte que alumbramos son utilizadas por millones de personas en las plataformas digitales. Pero en su vertiente impresa nuestro contenido llega sólo a un pequeña fracción de nuestros fans", dice el CEO de Playboy.

Preguntada por WWD, una portavoz de Playboy dice no contar con despidos "por el momento" dentro la empresa.

El año pasado Playboy pasó a publicarse trimestralmente y modificó también su concepto editorial. El número de desnudos se ha reducido sustancialmente en la revista, cuyo target no es ya única y exclusivamente masculino.

En términos generales, y dejando al margen la revista impresa (que lleva arrastrando problemas desde hace tiempo), el negocio de Playboy continúa funcionando bastante bien. En la marca consumidores de todo el mundo siguen invirtiendo la friolera de 3.000 millones de dólares.

Las suscripciones de vídeo de Playboy se han incrementado anualmente en un 30%. Y en los últimos seis meses el engagement en los social media de la marca ha protagonizado una zancada del 50%.

"En los últimos 66 años nos hemos convertido en mucho más que solamente una revista. A veces tienes que tomar distancia con respecto al pasado para hacer sitio al futuro", dice Kohn.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir