Medios

Cuando los robots sustituyeron a los periodistas

Cuando los robots sustituyeron a los periodistasPara disgusto de todos los periodistas deportivos del mundo, un equipo de las escuelas de ingeniería y periodismo de la Universidad de Northwestern ha creado un programa que genera automáticamente noticias deportivas. El sistema, que se llama Stats Monkey, utiliza estadísticas de forma que redacta los artículos siguiendo un estilo narrativo predefinido.

A pesar de la falta de participación humana, David Carr, columnista del New York Times, afirmó que no es algo tan terrible. Narrative Science ha autorizado el software de Stats Monkey de forma que ya ofrece noticias automatizadas.

Informar y escribir no son sólo las tareas que los ordenadores son capaces de hacer. Hay otras capacidades de inteligencia artificial que las máquinas pueden llevar a cabo.

Automatización editorial
El Huffington Post, en lugar de tener editores que decidan cómo titular los artículos, cuentan con ordenadores que realizan un test automatizado con dos opciones. El titular que mejor responda ante los lectores, se queda.

El proceso de encontrar el contenido en sí cada vez está más automatizado, por lo que en lugar de que los editores busquen las mejores noticias para postear en su web, las nuevas fuentes utilizan sistemas algorítmicos con los que se decide qué historias poner en sus páginas y cuándo.

Demand Media es la empresa más conocida por utilizar procesos automatizados con los que crear contenido. Utiliza algoritmos para crear titulares que estén mejor situados en los motores de búsqueda y así crear más interés en los anunciantes.

Aunque este tipo periodismo realizado por los ordenadores tiene sus pros y sus contras. Aquellos que están a favor afirman que los ordenadores pueden desenvolverse en infinidad de tareas en las que son más eficientes y precisos. Pueden alertar a los periodistas sobre aquello que es nuevo, crear visualizaciones o interactuar con los lectores, entre otras cosas.

Otro punto a favor es la eficiencia y el aprovechamiento que ofrecen las tareas de automatización de las noticias. Narrative Science no tiene que pagar a un reportero y ni siquiera la entrada a un evento deportivo para poder vender un artículo. Son capaces, por tanto, de producir artículos sobre cualquier liga deportiva sin que sus costes se vean incrementados. Además, favorecen la efectividad en los motores de búsqueda y, por tanto, en los ingresos por publicidad.

Pero, a pesar de los beneficios que ofrece la automatización, también existen unos límites en lo que los ordenadores pueden realizar sin reporteros de carne y hueso. En los blogs, estos sistemas analizan los links para determinar qué es noticiable, pero en ocasiones, puede haber errores debido a titulares embarazosos o poco exactos. Además, a veces los ordenadores pueden olvidar detalles importantes por no estar automatizados.

Por ello, aunque los generadores de noticias automáticos hacen un trabajo genial compilando información que otra gente se encarga de poner en la red, tiene que haber gente aún que publique estas noticias. Según un estudio de Pew Research Center, el 83% del contenido de las noticias autogeneradas era repetido y del 17% de las noticias que, en teoría, contenían nueva información, prácticamente toda procedía de medios tradicionales.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir