Medios

El periodista Manuel Campo Vidal reflexiona sobre las fake news en OMExpo 2018

"Debemos saber cuál es nuestra relación de contribución a las noticias falsas", M. Campo Vidal

El periodista Manuel Campo Vidal participa en OMExpo 2018 con la ponencia “El desafío de las fake news” en donde ahonda en el impacto que la desinformación tiene en la sociedad.

Manuel Campo VidalLa proliferación de las noticias falsas en el ámbito digital se ha convertido en un verdadero problema social y más aún en el momento de inestabilidad política en el que nos encontramos a nivel mundial.

Las redes sociales y la obsesión de los medios por ser los primeros en publicar las informaciones han contribuido a la difusión de esta lacra. Distinguir la verdad de la mentira se ha convertido en un verdadero reto y no solo para los ciudadanos, sino también para la propia prensa que cada vez ve más difuminado su papel de perro guardián.

Sin embargo, hoy si cabe es más necesario que nunca profundizar en el contexto, el sentido y, en definitiva, la verdad en un contexto de información masiva que fluye sin control.

Pero, ¿cómo hacerlo? Para reflexionar sobre el impacto de las denominadas fake news en nuestra sociedad y en los negocios, el periodista Manuel Campo Vidal ha participado en OMExpo 2018 donde ha ofrecido la charla “El desafío de las fake news”.

“Noticias falsas ha habido siempre, pero ahora la situación es distinta por una serie de factores aceleradores”, comienza el ponente que llama a la responsabilidad de los ciudadanos y de los profesionales. “Debemos saber cuáles es nuestra relación de contribución a las noticias falsas o si por pasividad dejamos asentarse esas noticias”, continúa.

El mundo ha cambiado mucho en los últimos años, “están pasando cosas que nos parecían imposibles” como el triunfo del Brexit o la llegada de Trump al gobierno americano.

Asismismo, el contexto mediático es muy diferente pues, en él conviven no solo los medios convencionales, sino también los emergentes y las nuevas tecnologías que aceleran el entorno digital y que dan lugar a la proliferación de, por ejemplo, granjas de bots, un problema real y visible.

“Nos enfrentamos a un problema enorme, la credibilidad de las noticias. Aceptamos y difundimos las noticias falsas 6 veces más rápido que las veraces porque son más llamativas”, explica Campo Vidal.

Frente a todo esto, apuesta por “pedirles a las redes sociales que tengan controles serios en cuanto a la distribución de noticias falsas. La libertad de expresión no puede amparar una mentira y menos sí menoscaba la honorabilidad de una persona o empresa”.

Pero también llama a la acción a los profesionales de información pues, “las noticias falsas solo podemos combatirlas con periodismo de calidad, con periodistas que hagan preguntas incómodas, no amparado en el anonimato de as redes sociales y debemos saber distinguir que frente a la rapidez de las redes sociales está la veracidad”.

Así, la responsabilidad debe asumirse de manera conjunta, “cada uno en su espacio y en su parcela. Es necesario que haya una investigación clara en la que se vea quiénes son los responsables y que seamos capaces de encontrar mecanismos de respuesta”.

Preservar la democracia dependerá en buena medida de contribuir a establecer un entorno informativo seguro y fiable y, por ello, Campo Vidal, concluye: “Hagamos posible que la verdad tumbe la mentira”.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir