Medios

Disney vende Miramax por 660 millones de dólares

Walt Disney Company acordó este jueves vender Miramax Films a un grupo inversor por 660 millones de dólares.

El trato se ha cerrado después de seis meses de de ofertas en los que los cofundadores de la empresa cinematrográfica independiente, Harvey y Bob Weinstein, fracasaron en el intento de volver a hacerse con el control. Disney acordó la venta después de que el magnate de la construcción Ronald N. Tutor hiciera un depósito de 40 millones de dólares y presentara un plan financiero.

Disney ha confirmado que la transacción, aún en espera de aprobación, se espera que se cierre entre el 10 de septiembre y finales de este año. “Aunque estamos muy orgullosos de todos los logros de Miramax, la estrategia actual de Walt Disney Studios está centrada en el desarrollo de grandes producciones bajo las marcas Disney, Pixar y Marvel”, declaró el director ejecutivo de Disney, Robert A. Iger.

Tutor, director ejecutivo de Perini Corporation y Tom Barrack, director ejecutivo de Colony Capital adquirieron Miramax a través de una compañía llamada Filmyard Holdings. Tutor declaró estar encantado con la compra y añadió: “estamos deseando compartir este contenido de gran calidad con el mundo a través de cualquier medio por muchos años”.

El precio final es bastante más alto de lo que algunos competidores estaban dispuestos a ofrecer. El algunos casos se valoró la biblioteca de Miramax, que incluye películas como “Chicago” o “No es país para viejos” en unos 500 millones de dólares. La dificultad para los compradores potenciales radicaba en que la poderosa maquinaria de distribución de Disney consiguió mejores precios por los derechos de Miramax que lo que podría haber pedido cualquier distribuidora independiente. Ron Burke, un inversor y magnate de supermercados también se sintió atraído por la adquisición de Miramax, pero no estaba dispuesto a desembolsar más de 600 millones de dólares.

Según una fuente que informó sobre la transacción, unos 150 millones de dólares del valor de Miramax procede de franquicias cinematográficas, como "Spy Kids" o "Scary Movie", de las que los hermanos Wienstein tienen los derechos.

Lo que no está claro aún es cómo va a tratar el grupo de Tutor con la presencia de los Weinstein, que se mostraron a disgusto en las últimas semanas y no participaron en la adquisición de la marca.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir