Medios

¿Disrupción en la televisión? ¡Menuda bobada! (dicen los artífices de la "caja tonta")

tvScreenforce Day, que tuvo lugar ayer en Düsseldorf (Alemania), es el congreso televisivo por excelencia en el país de Angela Merkel. Allí se celebra todos los años la robustez de un medio, la "caja tonta", que a ojos de algunos no es tan fuerte como quiere dar a entender de cara a la galería.

El pasado martes, y quizás para aguar la fiesta a los organizadores de Screenforce Day, Uwe Storch, el vicepresidente de la Asociación Alemana de Anunciantes (OWM), se descolgaba con unas explosivas declaraciones que no dejaban en un muy buen lugar precisamente a la pequeña pantalla. "La publicidad televisiva cuesta cada vez más y tiene cada vez menos rendimiento", aseguraba. Storch exigía además a las cadenas de televisión hacer un lavado de cara a sus antediluvianos modelos de comercialización de espacios publicitarios y aprovechaba asimismo para demandarles una programación de mayor calidad.

Ante los duros dardos lanzados el pasado martes por Storch, Martin Krapf, director de Screenforce, tuvo que salir ayer a la palestra para defender a la televisión de las duras acusaciones vertidas contra ella por los anunciantes.

“El ramo televisivo invirtió el año pasado varios miles de millones de euros en programación de calidad, por lo que estamos más que preparados para enfrentarnos a la nueva era digital”, aseguró Krapf.

Que algunos digan que los más jóvenes se han “desenamorado” por completo de la televisión le parece, por otra parte, a Krapf una soberana tontería. “El 50% de los jóvenes de entre 18 y 34 años ve a diario la televisión, el 80% lo hace semanalmente y el 90% lo hace mensualmente”, recalcó el responsable de Screenforce.

“Lo de hay una disrupción en el universo televisivo es una bobada”, insistió. “Yo personalmente no aprecio señales de disrupción por ninguna parte. De hecho, me sorprende lo robusta que está la televisión en el nuevo marco competitivo en el que se desenvuelve”, agregó.

A juicio de Krapf, ni YouTube ni Facebook son todavía competencia para la televisión. De hecho, el 93% de los 276 minutos de vídeo que el espectador consume a diario echa raíces en la televisión. Y de ese 93% el 90% del consumo recae el televisor de toda la vida y el 3% restante en el streaming vía smartphone o tablet.

Más allá de Krapf, quiso corroborar asimismo la excelente salud de la televisión Kai Weidlich, director del Instituo de Medios Ludwigshafen. Weidlich quiso hacer hincapié en que “el 92% de los millennials de entre 14 y 25 años ve varias veces a la semana la televisión lineal”. Y este porcentaje desciende hasta el 71% en el caso de los portales de vídeo.

No obstante, y pese a que la televisión sigue gozando (por ahora) de buena salud, no conviene tampoco que se duerma en los laureles, advirtió, por su parte, Bernd Reichart, director de Vox. “Debemos ser mejores. La enorme selección de contenidos audiovisuales que tiene a su disposición el consumidor hace que se lo piense muy mucho más a la hora de invertir en unos u otros contenidos. Y si le decepcionamos, corremos el peligro de que no vuelva a consumir nuestros contenidos nunca más”, señaló.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir